Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El PNUMA ha presentado en la Cumbre sobre Cambio Climático de Varsovia un informe que alerta del potencial dañino sobre la capa de ozono de este gas.

Las emisiones de óxido de nitrógeno podrían duplicarse en 2050 y empeorar los efectos del cambio climático, advirtió ayer el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

En el marco de la Conferencia sobre Cambio Climático que se celebra en Varsovia, el PNUMA presentó un informe elaborado conjuntamente con expertos de 35 organizaciones, que señala la capacidad de dañar la capa de ozono que tiene ese potente gas.

El óxido de nitrógeno se encuentra en la atmósfera de forma natural pero sus concentraciones se han incrementado de forma alarmante desde la Revolución Industrial, indican los expertos. También señalan que no se ha prestado la atención necesaria al aumento de las emisiones.

El director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner, explicó que si bien este gas no tiene la misma presencia en la atmósfera que el CO2, “tiene un impacto desproporcionado debido a sus propiedades radiactivas y a su larga vida en la atmósfera”.

El óxido de nitrógeno es responsable, una vez liberado al aire, del esmog fotoquímico, esa neblina típica de las zonas con gran concentración de vehículos, que son uno de los grandes emisores de este gas.

En Europa, la Directiva 50/2008 –traspuesta a la legislación española a través del RD 102/2011– fija los niveles máximos horarios, el nivel máximo de media anual y el número de días en que se pueden superar esos niveles máximos horarios. No obstante, muchas zonas urbanas –también en España– siguen sin cumplir estos límites.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *