Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La semana que viene se celebra el congreso internacional sobre gestión de residuos Recuwaste, que presenta un completo programa de conferencias, talleres, proyecciones audiovisuales, exposición de maquinaria, premios…

Vuelve Recuwaste 2018
Imagen de una de las ponencias en una edición anterior del congreso

Los próximos días 8 y 9 de octubre tendrá lugar en el Tecnocampus de Mataró (Barcelona) la quinta edición del congreso internacional Recuwaste (antes Recuwatt), un evento sobre gestión de residuos de referencia en el sur de Europa, que este año se celebra bajo el lema “Transformando la Proximidad para Cambiar la Globalidad”.

La cita, que se desarrollará bajo el paraguas de la economía circular, sorprenderá con una renovación integral que, sin afectar a su espíritu, sí se evidenciará a nivel de concepto, temáticas y formatos, configurando un programa único que se nutrirá con conferencias y talleres, así como con proyecciones audiovisuales y una exposición de maquinaria, y todo ello aderezado con un premio a través del cual se reconocerán los proyectos e iniciativas más innovadoras en el ámbito de la gestión sostenible de los residuos.

Así lo desvelaba recientemente en una entrevista Carles Salesa, director del Consorcio para el Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos del Maresme, entidad organizadora.”Recuwaste deja de ser un congreso que explica cosas para ser un lugar de encuentro donde suceden diferentes experiencias en espacios distintos y de diferentes maneras”. Una nueva concepción que ha traído consigo un crecimiento y madurez que se plasmará a través de la celebración de sesiones paralelas con las que dar respuesta a los intereses de todos los asistentes.

AYUDAR EN LA TOMA DE DECISIONES

La organización de talleres orientados a ayuntamientos y técnicos municipales, constituye un buen ejemplo de ese afán por conectar los servicios públicos y la economía circular. Y es que, tal y como señaló Salesa, los cada vez más exigentes objetivos en materia de gestión de residuos apremian al sector y a las propias administraciones, especialmente a los entes locales, requiriendo cambios que exigen “buscar una excelencia ambiental que habitualmente choca con los condicionantes económicos”. Y es precisamente ahí donde, tal y como expuso, “Recuwaste intentará poner algo de luz y dar herramientas para ayudar en la toma de decisiones”.

Un planteamiento al que se han sumado muchas entidades, tanto públicas como privadas, que han querido formar parte de esta iniciativa a través de un sólido apoyo institucional que incluso supera al de ediciones anteriores.

Pero, más allá del contenido propio del programa, el congreso ha querido impregnarse de imagen y con tal fin ha llegado a un acuerdo con el Festival Internacional de Cine de Medio Ambiente de Barcelona para proyectar tres de los mejores documentales de la última edición, añadiendo la segunda proyección pública del titulado “Mucha mierda” y que ha sido producido por el propio Consorcio del Maresme con el afán de explicar la realidad del reciclaje y el camino que todavía queda por recorrer. Una propuesta que incluso servirá de atractivo y gancho para un público no especializado, pero sí concienciado e interesado en cuestiones vinculadas a la sostenibilidad en general y al medio ambiente y el reciclaje en particular.

Asimismo, y ya en clave de futuro, Carles Salesa desveló que están en negociaciones para llevar a cabo la organización de Recuwaste Near East en el Líbano en 2019, dadas las circunstancias y el negativo impacto de la gestión de residuos en ese país. No obstante, advirtió que, de momento, se trata de una previsión pendiente de concreción.

EVENTO NEUTRO EN EMISIONES

Es preciso señalar que, dado el gran compromiso de Recuwaste en la lucha contra el cambio climático, con el soporte de Lavola y Clean CO2, se han calculado las emisiones generadas durante la organización del evento (consumo de energía, materiales entregados, servicio de catering, desplazamientos, etc.) y se ha cerrado una colaboración con el proyecto Andra Pradesh de producción de energía eólica en la India.

La iniciativa, certificada por el Verified Carbon Standard, reduce las emisiones de CO2, mejora la calidad del aire, dinamiza la economía local, incrementa el empleo y cuida el entorno de la zona. En este marco, la organización de Recuwaste ha obtenido el Certificado y Sello de Clean CO2, que acredita su neutralidad en emisiones y su compromiso con la reducción de su impacto ambiental.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *