Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Los impuestos ambientales se aplican sobre tres categorías: la energía, el transporte y la contaminación y los recursos. Más de la mitad los pagan los hogares.

Crece la recaudación de impuestos ambientales

Los impuestos ambientales ascendieron a 22.066 millones de euros en 2018, lo que supuso un incremento del 3,3% respecto al año anterior, según refleja el avance de cuentas ambientales del Instituto nacional de Estadística (INE).

En relación al total de impuestos de la economía española, los impuestos ambientales representaron el 8,1%, frente al 8,3% de 2017.

Según la clasificación del sistema de cuentas nacionales, los impuestos sobre los productos, excluidos el IVA y los impuestos sobre las importaciones, totalizaron 18.251 millones de euros, un 2,3% más que el año anterior. Por su parte, los Otros impuestos sobre la producción alcanzaron los 2.022 millones (un 16,5% más que en 2017) y los Otros impuestos corrientes ambientales se situaron en 1.793 millones (un 0,2% más).

Así, los impuestos de naturaleza ambiental representaron el 45% del total de Impuestos sobre los productos, excluidos el IVA y los impuestos sobre las importaciones. Por su parte, los Otros impuestos corrientes con finalidad ambiental supusieron el 41,6% del total y los Impuestos sobre la producción ambientales el 9,7%.

Los impuestos ambientales se agrupan en tres categorías: Impuestos sobre la energía (que en 2018 representaron el 82,7% del total), Impuestos sobre el transporte (13,0%) e Impuestos sobre la contaminación y los recursos (4,3%).

Los Impuestos sobre la energía aumentaron un 3,2% respecto a 2017, los Impuestos sobre el transporte un 4,9% y los Impuestos sobre la contaminación y los recursos un 0,3%.

Dentro de los impuestos sobre productos, los Impuestos sobre la energía alcanzaron los 17.529 millones de euros, un 1,7% más que en el año anterior.

Resultados por ramas de actividad y hogares

Los hogares pagaron el 51,8% del total de impuestos ambientales en 2018. Por tipo de impuesto, abonaron el 76,7% de los Impuestos sobre el transporte y el 50,4% de los Impuestos sobre la energía.

Por su parte, las empresas e industrias pagaron el 48,2% del total de impuestos ambientales. Por tipo, corresponde al 96,9% de los Impuestos sobre la contaminación y los recursos y al 49,6% de los Impuestos sobre la energía.

Por ramas de actividad, las que pagaron más impuestos ambientales en 2018 fueron Transporte y almacenamiento (15,8% del total) e Industria manufacturera (10,3%). Por el contrario, las que menos pagaron fueron Construcción (0,9%), Industrias extractivas (1,0%) y Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca (1,1%).

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *