Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La tasa de reciclaje de residuos urbanos en 2019 rebasó el 54%, superando en más de cuatro puntos el objetivo para este año y a solo unas décimas de lo establecido por la UE para 2025.

Gipuzkoa logrará este año los objetivos de reciclaje de 2025
Contenedores de recogida selectiva en Donostia. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, dio a conocer la semana pasada los datos de recogida selectiva y reciclaje de residuos urbanos del año 2019. Así, el año pasado la tasa de reciclaje se alcanzó el 54,35%, superando ampliamente el objetivo del 50% fijado por Europa para 2020 y a menos de un punto del 55% establecido por Europa para 2025.

Los datos de 2019 confirman la tendencia del periodo 2015-2019, en el que la tasa de reciclaje ha aumentado 12,09 puntos, desde el 42,26% en el que se situaba hace cuatro años. A este respecto el diputado de Medio Ambiente señaló que “una vez se pongan en marcha las infraestructuras del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, junto con la evolución de la recogida selectiva, Gipuzkoa superará el 60% del reciclaje, situándose al mismo nivel que los países más avanzados de Europa”.

Los crecimientos más significativos se dieron en el reciclaje de los residuos orgánicos y de los envases, que en comparación con el año 2018, suben 2,46 y 2,1 puntos respectivamente, alcanzando el 68,11% en envases y el 47,36% en biorresiduos. Se prevé que la puesta en marcha del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa permitirá superar estos porcentajes.

El resto de fracciones experimentaron también mejoras en los porcentajes de reciclaje. En 2019 la fracción vidrio aumentó del 79,71% al 80,5%, y el papel y el cartón del 77,40% al 78,05%, situándose en ambos casos por encima de los objetivos fijados por Europa.

La generación de residuos también aumentó ligeramente, pasando de 328.609 toneladas a 330.373, debido en buena parte al incremento de población del territorio, de 737.640 a 740.624 habitantes. Sin embargo, la fracción resto desciende más de 3.000 toneladas y pasa de las 141.612 toneladas en 2018 a 138.090 toneladas en 2019.

Recogida selectiva

Por lo que se refiere a la recogida selectiva de residuos, en 2019 la tasa se sitúa en el 58,21%, es decir, 1,30% por encima de la de 2018. El porcentaje de la fracción resto pasa del 43,09% del pasado año a un 41,79%. Por tanto, la recogida selectiva supera en toneladas y porcentaje a la fracción resto por cuarto año consecutivo.

Asensio manifestó que “a pesar del incremento de la generación de residuos, debido al aumento de población, la recogida selectiva ha mejorado sustancialmente. Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de contar con unas infraestructuras adecuadas, como las que están a punto de entrar en funcionamiento en el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, para gestionar los residuos con parámetros equiparables a los de los países más desarrollados de nuestro entorno”.

En los datos de 2019, destacan especialmente las cifras alcanzadas en la recogida selectiva de la materia orgánica. Se recogieron 57.253 toneladas, 3.793 toneladas más que en 2018, lo que supone 77,30 kilos al año por habitante, un 7,10% más que en 2018. “La mejora en la recogida de la materia orgánica demuestra la eficacia del quinto contenedor frente al sistema puerta a puerta. A medida que se extiende el quinto contenedor, mejoran los resultados de recogida selectiva”, señaló Asensio, quien agradeció el compromiso de la ciudadanía y animó a seguir en esa línea.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *