El Doctor Bruno Oberle, máximo responsable de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, ha sido reconocido como ‘Personalidad Ambiental de Ecovidrio’ por ser uno de los grandes impulsores de la interrelación entre economía y medioambiente.

Anunciados los ganadores de los Premios Ecovidrio 2021
El Doctor Bruno Oberle, Personalidad Ambiental del Año de Ecovidrio. Foto: UICN

Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, ha anunciado a los galardonados para la XXII Edición de los Premios Ecovidrio. En una década que deberá estar marcada por la Agenda 2030 y los avances en la consecución de los ODS, estos galardones reconocen a aquellas personas e instituciones cuya labor lidera la transición hacia un futuro más verde y sostenible, marcado por el cuidado al medioambiente y por un modelo productivo basado en la economía circular.

Así, el Doctor Bruno Oberle, director general de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha sido reconocido como ‘Personalidad Ambiental Ecovidrio’. Oberle lidera actualmente la organización medioambiental más grande del mundo y es uno de los padrinos de la interrelación entre economía y medioambiente. Impulsor de alguno de los estudios medioambientales más relevantes de los últimos años como el Global Resources Outlook 2019 sobre las tendencias de uso de los recursos naturales y sus patrones de consumo desde la década de 1970, Oberle se ha convertido en un referente mundial en el impulso de la economía verde. Además, Bruno Oberle es un ejemplo de diplomacia y gobernanza ambiental y ha jugado un papel clave en el establecimiento del Fondo Verde para el Clima (GCF) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

En anteriores ediciones han ostentado este reconocimiento la Dra. Jane Goodall, Mensajera de la Paz de las Naciones Unidas y una de las mujeres más influyentes del s.XXI por sus investigaciones sobre primates; la doctora María Neira, directora de salud pública y medioambiente de la OMS, o Christiana Figueres, exsecretaria Ejecutiva de la CMNUCC y una de las arquitectas del histórico acuerdo global sobre cambio climático de París, entre otras.

Por otro lado, el premio a ‘Mayor Impacto Ciudadano’ ha sido otorgado a la Diputación Foral de Gipuzkoa que, a través de su Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, ha logrado un desempeño ejemplar en materia ambiental y, en concreto, en reciclaje de residuos. Gipuzkoa es el único territorio de España con una tasa de reciclaje de residuos municipales del 55,24%, una cifra con la que supera el objetivo establecido por la Unión Europea para 2025. En materia de reciclado de envases de vidrio, Gipuzkoa es el territorio del Estado con mayor aportación ciudadana al contenedor verde: 33,6 kg/hab., y su capital, Donostia – San Sebastián, lidera el ranking de capitales más recicladoras con más de 34 kg/hab. en 2020. Asimismo, proyectos como el programa Gipuzkoa Klima 2050 o el Observatorio de la Sostenibilidad de Gipuzkoa son un fiel reflejo de su ejemplaridad a la hora de liderar la transición hacia una economía circular real.

En anteriores ediciones han recibido este galardón el CSIC, por su constante labor de investigación sobre vías para mitigar el cambio climático; el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, por su labor en la mejora de la sostenibilidad urbana y lucha contra el cambio climático; el Ayuntamiento de Madrid y Captain Boomer, por la iniciativa ‘Un cachalote en el Manzanares’; y el Cabildo de El Hierro, por su proyecto de energías renovables y la central Gorona del Viento.

Por último, el premio ‘Ecólatras’ ha ido a parar este año, y por primera vez en la historia de los Premios Ecovidrio como reconocimiento compartido, al SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza) y a la UME (Unidad Militar de Emergencias). UME y Seprona son así reconocidas por su ardua labor diaria de protección de nuestro patrimonio natural, las intensas campañas de prevención y sus intervenciones por el cuidado del medioambiente y las personas.

Concretamente, la especialización de sus unidades y sus más de 15 años velando por la seguridad y bienestar de los ciudadanos ante los siniestros naturales y catástrofes generadas por el cambio climático hacen merecedores a la UME de este galardón. Los operativos frente a los incendios, las inundaciones, la erupción del volcán de La Palma o su ayuda en situaciones extraordinarias como la pandemia de la Covid-19 son algunos de los ejemplos más recientes de su labor.

Por su parte, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) es un referente internacional y un servicio único entre los países de nuestro entorno. Más de 30 años de trabajo al frente de la conservación de la naturaleza, la prevención de incendios, la protección de los recursos hídricos y de la riqueza cinegética, piscícola y forestal hacen merecedor al SEPRONA de este galardón compartido.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *