En 2020 se depositaron en vertederos de Galicia 5.400 toneladas de residuos, frente a las 311.000 toneladas de 2011, según explicó la conselleira de Medio Ambiente en el Parlamento regional.

Sogama reduce a la mitad la ccantidad de residuos enviados a vertedero en Galicia
Interior de la planta de tratamiento de residuos de Sogama

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de la Xunta de Galicia, Ángeles Vázquez, destacó esta semana que la empresa pública Sogama ha logrado reducir el depósito directo de residuos urbanos en vertedero en un 98% durante la última década.

La conselleira de Medio Ambiente respondió a una pregunta en el Pleno del Parlamento gallego, en la que recordó que en 2011 se depositaron en vertederos 311.479 toneladas de residuos, frente a las 5.463 del año pasado. Indicó que esta gestión se muestra aún más eficiente si se comparan con los datos de 2008, ejercicio en el que más de 410.000 toneladas acabaron en el vertedero, la cifra más alta de depósito de los últimos 13 años.

Vázquez explicó que el balance de 2020 es uno de los frutos que se recoge de la aplicación del Plan de gestiones de residuos urbanos, la hoja de ruta en esta materia en Galicia, gracias al cual se invirtieron más de 84 millones de euros para apostar por una gestión eficiente de los residuos.

Gracias a esta planificación, aseguró la conselleira, se actuó en todos los aspectos: eliminando vertederos, ampliando la red de puntos limpios, luchando contra los puntos de vertido incontrolado y reforzando el papel de Sogama, un modelo referente en Europa y que en la actualidad da servicio al 94% de los ayuntamientos de Galicia.

Nuevo plan de gestión de residuos

La conselleira recordó que el plan de gestión de residuos actual finaliza su vigencia en el año 2022, por lo que el Gobierno gallego empezará ya a trabajar en un nuevo plan, para dar respuesta a los retos de futuro, apoyándose en la Ley de residuos y suelos contaminados, que entró en vigor el pasado mes de marzo, y con la que Galicia se adelantó a la aprobación de la normativa estatal que tenía que estar operativa desde 2020.

Ángeles Vázquez destacó que Galicia tiene un marco definido y un objetivo claro: avanzar en la transición hacia el modelo de economía circular en colaboración con los ayuntamientos.

Una de los aspectos principales será la gestión de los biorresiduos para los que ya se dieron pasos, como la entrega de 5.000 contenedores marrones a los ayuntamientos, el impulso de proyectos demostrativos y el programa de compostaje doméstico de Sogama.

En los próximos meses, el ámbito de los biorresiduos estará marcado por la construcción en las nuevas plantas de tratamiento. Así, Vázquez recordó que la Xunta está impulsando la puesta en marcha de tres plantas de biorresiduos en Vilanova de Arousa, Cervo y Verín, gracias a la movilización de 25 millones de euros, que se sumarán a la ya construida en Cerceda y a otros proyectos públicos y privados que se impulsen en Galicia.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *