La nueva planta piloto aumentará la escala de reacción de los procesos de reciclaje químico, lo que permitirá llevar a cabo demostraciones a una escala intermedia entre los resultados de laboratorio y las plantas industriales.

Nueva planta piloto de reciclaje químico de Gaiker

El área de Reciclado y Economía Circular del Centro Tecnológico Gaiker cuenta con una nueva planta piloto de reciclado químico de residuos plásticos. Esta planta permite escalar procesos de reciclaje químico de residuos plásticos para poder obtener productos de alto valor añadido a partir de residuos poliméricos complejos.

Con este nuevo equipo se pueden llevar a cabo demostraciones de procesos a una escala intermedia entre los resultados de laboratorio y las plantas semiindustriales. Esto es muy atractivo desde el punto de vista industrial ya que, por un lado, valida los resultados a escala laboratorio, y por otro, trabaja con lotes de residuos (de hasta 0,5 y 1 tonelada) y con productos de interés para las empresas.

Gracias a la adquisición de esta planta, Gaiker, experto en el desarrollo de procesos de reciclado químico específicos, puede ofrecer el paso previo a la industrialización de los procesos de reciclaje químico, obtener datos concluyentes asociados a un entorno industrialmente relevante, producir lotes de monómeros químicos de alto valor añadido y muy demandados en la industria, y cerrar el ciclo de los materiales operando en condiciones cercanas a las industriales.

Asimismo, puede definir las metodologías de trabajo asociadas a la implementación industrial de los procesos de reciclado químico, identificar los riesgos, establecer protocolos de operación segura e identificar puntos de mejora e innovación.

La nueva planta piloto de reciclaje químico se utilizará en el centro tecnológico vasco, principalmente, en proyectos de demostración de procesos de solvólisis catalítica de residuos plásticos como son el PET (tereftalato de polietileno), PU (poliuretano), PA (poliamida) y otros polímeros de condensación, y en el desarrollo de procesos de purificación de monómeros de alto valor procedentes de residuos y, por tanto, de origen renovable.

Igualmente, se empleará para la fabricación de lotes de monómeros en una escala suficientemente relevante como para generar la cantidad mínima demandada por la industria para la fabricación de nuevos plásticos y la validación de su calidad.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *