Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Las nuevas instalaciones de reciclaje de FCC en Dallas, Texas, se encuentran actualmente entre las más modernas y eficientes de los EEUU.

FCC ha inaugurado oficialmente su planta de reciclaje de Dallas (Texas, EEUU). Al acto de inauguración asistió el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, así como otras autoridades municipales del ayuntamiento y representantes de otros municipios. En representación de FCC asistió Aurelio Blasco, director general de FCC Ámbito, e Íñigo Sanz, director Zona América. La inauguración propició una visita a las instalaciones de reciclaje para conocer con detalle el funcionamiento de la misma.

Inauguración planta FCC en Dallas
De izquierda a derecha Tony Emilio, director de Servicios municipales de FCC Environmental Services;  Aurelio Blasco, Presidente de FCC Environmental Services, Iñigo Sanz CEO de FCC Environmental Services; Mike Rawlings, alcalde de la Ciudad de Dallas y Erik Wilson, vicealcalde de la ciudad de Dallas.

El centro de reciclaje de Dallas procesará y devolverá al mercado todos los materiales reciclables de la ciudad. Las instalaciones ya están recibiendo también materiales reciclables de otras ciudades tejanas como Garland, Mesquite y University Park.

El consejero delegado del Grupo FCC, Carlos M. Jarque, destacó que “los expertos han calificado esta instalación como una de las más modernas y eficientes de Estados Unidos en la actualidad”.

La planta procesará alrededor de 75.000 toneladas de residuos en 2017 y dispone de una capacidad total de tratamiento de 140.000 toneladas por año de vidrio, plástico, metal, papel, cartón, etc.

El volumen de negocio asociado a la planta es de aproximadamente 290 millones de euros (300 millones de dólares) a lo largo de su vida útil. La instalación dispone de las últimas tecnologías de separación y clasificación, incluida la visión artificial, así como máquinas de separación óptica y gravimétrica. Todos los materiales recogidos en el único contenedor de reciclaje se separarán en diferentes categorías.

FCC ha construido también un centro educativo dentro de estas instalaciones con el propósito de ayudar al ayuntamiento de Dallas a cumplir sus objetivos ambientales mediante la formación y educación a niños y adultos de las mejores prácticas para la sostenibilidad y el reciclaje.

La planta de reciclaje tiene unas dimensiones de 5.400 m2, mientras que el edificio de oficinas abarca un total de 840 m2 y el taller unos 300 m2. Con ello, la superficie total de las instalaciones asciende a 5,3 hectáreas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *