Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Muchos de los Estados miembros que han introducido gravámenes obligatorios sobre el uso de bolsas de plástico desechables han experimentado reducciones espectaculares.

bolsa de plástico
Cada año se abandonan 8.000 millones de bolsas en Europa, que acaban contaminando el medio ambiente. Foto: katerha en Flickr (cc)

La UE podría reducir drásticamente el uso de bolsas de plástico desechables durante los próximos cuatro años, gracias a las medidas propuestas esta semana por la Comisión.

La propuesta obligaría a los países de la UE a tomar las medidas disuasorias que consideren más adecuadas, como gravar o prohibir el uso de las bolsas de plástico finas o establecer objetivos nacionales de reducción.

Cada habitante de la UE utiliza una media de 198 bolsas de plástico al año, lo que viene a representar una bolsa por familia y día. Pero las cifras de consumo varían considerablemente entre los Estados miembros, desde las 4 bolsas por persona y año de Dinamarca y Finlandia hasta las 466 de Polonia, Portugal y Eslovaquia.

Cambiar el comportamiento de los consumidores

Muchos de los Estados miembros de la UE que han introducido gravámenes obligatorios sobre el uso de bolsas de plástico desechables han experimentado reducciones espectaculares, debidas a que los consumidores tienen que pagar cada vez que utilizan una bolsa.

En este sentido, Janez Potočnik, comisario de Medio Ambiente, declaró que de seguir el ejemplo de estos países, “se podría reducir el consumo global actual en la Unión Europea hasta un 80%”.

La mayoría de los casi 100.000 millones de bolsas que entregan cada año los supermercados y los comercios en general solo se utilizan una vez durante unos veinte minutos, pero tardan cientos de años en degradarse. Cada año, 8.000 millones de bolsas van a parar a los ríos y lagos o acaban ensuciando nuestras ciudades y campos.

Un impacto letal sobre el medio ambiente

A menudo, las bolsas de plástico que llegan al mar acaban siendo ingeridas por los animales, provocando la muerte de ballenas, focas y gaviotas, así como de muchas variedades de tortugas en peligro de extinción. El 94% de las aves del Mar del Norte tienen restos de plástico en el estómago. En el otro extremo de Europa, las bolsas representan el 73% de los residuos plásticos que recogen los arrastreros en la costa de la Toscana.

La UE confía en que su plan contribuirá a lograr un cambio de actitud hacia el consumo y la eliminación de residuos.

Las nuevas propuestas se refieren únicamente a las bolsas de plástico finas, ya que se reciclan y reutilizan mucho menos que las bolsas más gruesas.

Las propuestas de la Comisión responden a las peticiones de actuación a nivel de la UE formuladas por los ministros europeos de medio ambiente. También son el resultado de una amplia consulta pública que ha respaldado claramente una iniciativa europea en este campo.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *