Save pagePDF pageEmail pagePrint page

En España las tasas de reciclaje de estos aparatos son aún bajas, y se estima que puede haber hasta cien millones de móviles en desuso guardados en los hogares.

El Instituto Jane Goodall celebró el pasado 27 de enero el Día Internacional del Reciclaje de Móviles
Solo en España se estima que puede haber unos cien millones de móviles en desuso. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Instituto Jane Goodall celebró el pasado 27 de enero el Día Internacional del Reciclaje de Móviles con una “llamada a la acción” para concienciar sobre el uso de “minerales de sangre” provenientes de zonas en conflicto y apoyar mediante el reciclaje de móviles proyectos educativos y de conservación en África

Con esta iniciativa la organización global fundada por la primatóloga inglesa Jane Goodall promueve la reflexión ciudadana sobre nuestra alta demanda tecnológica de ciertos minerales escasos como la casiterita y el coltán, cuya explotación ilegal ha servido para financiar a grupos guerrilleros en la República Democrática del Congo, protagonistas de un conflicto que ha producido más de cinco millones de víctimas, millones de refugiados e incontables abusos de los derechos humanos, así como un gran daño ambiental y aniquilamiento de fauna en peligro de extinción.

En España hay más de 50 millones de líneas de móviles activas para poco más de 40 millones de usuarios, pero las tasas de reciclaje de estos aparatos son aún bajas; se estima que puede haber hasta 100 millones de móviles en desuso guardados en los hogares españoles, los cuales podrían ser reciclados para ser reutilizados en otros países o para aprovechar las materias primas y reducir su demanda de zonas en guerra.

El Día Internacional del Reciclaje de Móviles es una iniciativa de los Institutos Jane Goodall del mundo, entre los cuales se encuentran España, Estados Unidos, Canadá, Países Bajos, Francia, Bélgica, Chile y Australia. En dichos países, a partir de este día se redoblarán esfuerzos para concienciar sobre el impacto ambiental y social de la explotación de lo que denominan “minerales de sangre”, usados en la fabricación de teléfonos móviles, así como alargar la vida útil de nuestros terminales, facilitar canales gratuitos de reciclaje y financiar proyectos educativos y de conservación en Congo, RDC y Senegal.

En España el Instituto Jane Goodall ha creado su propia campaña de reciclaje y sensibilización, llamada “Movilízate por la selva” y gestionada por voluntarios, a través de la cual ciudadanos, escuelas, empresas y otras entidades pueden donar sus móviles en desuso con envío o recogida gratuita.

Al mismo tiempo se pueden ganar apadrinamientos de los chimpancés rescatados en Tchimpounga, el mayor Centro de Rehabilitación chimpancés de África, gestionado por el Instituto Jane Goodall en Congo. La campaña ha logrado reciclar ya más de 45.000 terminales en España y seguirá vigente a lo largo del año.

La  propia Jane Goodall, Mensajera de la Paz de Naciones Unidas y Premio Príncipe de Asturias, ha expresado su apoyo a esta iniciativa global y ha apelado a la empatía y la responsabilidad ciudadana, ya que “como consumidores podemos marcar una gran diferencia con nuestra elección de compra y el alargamiento de la vida útil de nuestros teléfonos, promoviendo el reciclaje de los mismos y la reducción de la demanda de recursos extraídos ilegalmente, muchas veces utilizando mano de obra forzada o infantil, o en condiciones de gran inseguridad y precariedad, destruyendo al mismo tiempo zonas que son hábitats de especies en peligro de extinción como los chimpancés y los gorilas”. La doctora Goodall recalcó que “cada uno de nosotros marca una diferencia cada día con nuestras acciones, y debemos decidir qué tipo de impacto (positivo o negativo) queremos tener en el mundo”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *