Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El objetivo del proyecto es acabar con los óxidos de nitrógeno, principales contaminantes del tráfico, a través de un tratamiento asfáltico especialmente diseñado para su captación.

Chamberí albergará la demostración del proyecto Equinox
El producto desarrollado en el proyecto Equinox se aplica al asfalto como un spray

Superada la etapa de pruebas de laboratorio del proyecto Life Equinox, el objetivo ahora es probar a escala real un tratamiento superficial para asfaltos capaz de eliminar los óxidos de nitrógeno (NOx) procedentes del tráfico de vehículos en las ciudades.

De este modo, los socios del proyecto han elegido como “microciudad” demostradora un espacio de unos 80.000 metros cuadrados situado en el barrio madrileño de Chamberí, en el entorno de calles tan transitadas como Alberto Aguilera o Cea Bermúdez.

El sistema ideado se basa en una reacción química inducida por la radiación solar. Los investigadores han desarrollado una formulación a partir de un elemento fotocatalizador, el dióxido de titanio (TiO2), capaz de transformar el NO2 (un gas) en NO3 (un sólido), un nitrato que a través de la lluvia o la limpieza de las calles termina en la depuradora, donde se procesa como un contaminante más, eliminándolo de la atmósfera.

El producto desarrollado en el marco del proyecto Equinox, que se encuentra en proceso de patente, se aplica a los asfaltos en modo spray y tiene una vida aproximada de tres años.

De aquí a final de año, los socios del proyecto (CARTIF, Repsol, Elsan, Serviá Cantó y el Ayuntamiento de Madrid), prevén desplegar la red de sensores para medir los parámetros de contaminación en la superficie de estudio. Ya en 2015, el objetivo es aplicar el producto y registrar los datos.

Como coordinador del proyecto Equinox, CARTIF  se encargará también de llevar a cabo la sensorización y de fabricar la cantidad de producto necesaria para su aplicación. Los resultados finales del proyecto estarán disponibles para su consulta y, si son positivos, se podrán replicar en otras ciudades europeas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *