Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El dispositivo permite realizar las labores de inspección con mayor rapidez, así como llegar a sitios a los que no pueden acceder los operarios.

Un dron inspeccionará las alcantarillas de Barcelona

La ciudad de Barcelona dispone, ni más ni menos, de una red de alcantarillado de más de 1.500 km. En esta larga red, los inspectores del sistema deben lidiar a menudo con un entorno poco amigable, sin iluminación, con techos bajos, suelos resbaladizos, la presencia de insectos o ratas e incluso, a veces, con problemas de gases tóxicos.

Con el propósito de mejorar las condiciones laborales respecto a la prevención y salud laboral de los operarios y la eficiencia de las inspecciones, Eurecat, junto a otras empresas europeas consorciadas entorno el proyecto ARSI, del programa ECHORD++, ha desarrollado un dispositivo de ayuda en la realización de esos trabajos: un dron capaz de inspeccionar autónomamente el alcantarillado que se empezará a utilizar a finales de 2018 en Barcelona.

François Chataigner, investigador de la Unidad de Robótica y Automatización y responsable de programación del dron, explica qué beneficios tiene la utilización de drones para la inspección del alcantarillado y las aplicaciones y tecnología de ARSI.

¿Qué tecnología lleva integrada el dron para realizar la tarea de inspección subterránea de alcantarillado, tan complicada e insegura y a la vez tan vital para las ciudades?

El robot de inspección lleva integrados varios sensores: una cámara 3D para calcular su posición y velocidad, un láser 2D que mide la distancia del dron con las paredes de la alcantarilla para calcular su trayectoria en tiempo real y un sensor infrarrojo para medir su distancia al suelo y controlar su altitud durante el vuelo. Por otro lado, el dron también consta de un PC para guardar datos y analizarlos en tiempo real y un autopiloto que da comandos a los cuatro motores.

¿Cuáles son las principales dificultades tecnológicas con las que os habéis encontrado?

En las alcantarillas no es posible contar con señal GPS o alguna otra fuente de posición externa. Por ello, el dron tiene que calcular su posición y velocidad de manera completamente autónoma. Las alcantarillas también presentan otros retos como la falta de iluminación y la presencia de agua por lo que ha sido necesario utilizar materiales que aguanten a una cierta exposición al agua y al polvo y desarrollar un sistema de iluminación integrado al dron.

Otras dificultades con las que nos hemos encontrado son las turbulencias que crea el propio dron al mover aire al volar en un entorno cerrado, cosa que afecta a la estabilidad del dispositivo durante el vuelo, y el poco margen de maniobra que tiene el dron dentro de las tuberías más estrechas, que miden unos 80 cm de ancho.

François Chataigner es investigador de la Unidad de Robótica y Automatización y responsable de programación del dron del proyecto ARSI
François Chataigner es investigador de la Unidad de Robótica y Automatización y responsable de programación del dron del proyecto ARSI

¿Cuál es el proceso a seguir para realizar una inspección técnica con el dron?

Antes de desplazarnos al sitio de la inspección, tenemos que preparar la ruta que seguirá el dron en el programa GIS, un sistema de información geográfica, para darle indicaciones del punto de inicio y el punto final. Después, se traslada el equipo hasta el primer punto de acceso y se baja el dron manualmente hasta la alcantarilla de inspección. A partir de ahí, el dron hace el recorrido hasta el punto de destino autónomamente mientras el operario supervisa el vuelo desde el exterior en un monitor. Durante el vuelo, el dron recoge datos de la alcantarilla e imágenes para poder hacer luego una reconstrucción en el ordenador que permita hacer un análisis detallado del estado de la alcantarilla y, en caso de detectar desperfectos, poder dirigir los operarios a un punto concreto.

¿Qué beneficios aporta la incorporación de ARSI en la gestión del alcantarillado?

Los beneficios que nos puede aportar esta tecnología son muchos, desde la prevención de riesgos laborales a una mejora de la productividad dado que la tecnología permitirá efectuar los trabajos de inspección más rápidamente a lo largo de la alcantarilla. En vez de ir caminando vamos volando, llegando incluso donde operarios no pueden llegar, ya sea por la acumulación de residuos, aguas pluviales o por algún tipo de colapso del alcantarillado.

¿Qué otros usos podrían tener este tipo de drones?

Creo que los drones pueden ser muy útiles como herramienta de soporte en entornos que son difíciles de acceso para humanos o que presentan algún peligro, como es el caso de las alcantarillas. En Barcelona, por ejemplo, este tipo de drones se podrían probar como inspectores de la red de metro y tren subterránea, de mucha más fácil navegación.

En un futuro, los drones también se podrían utilizar para la inspección de plantas nucleares o el apoyo a cuerpos de emergencia en caso de desastres naturales, la gestión de búsquedas y rescates.

Fuente:
Eurecat

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *