Las emisiones de contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero procedentes de los grandes centros industriales de Europa costaron a la sociedad entre 277.000 y 433.000 millones de euros en 2017, según un nuevo análisis de la Agencia Europea de Medio Ambiente.

La AEMA analiza los costes de la contaminación industrial del aire

El informe de la AEMA «Counting the costs of industrial pollution» calcula los daños causados por el sector industrial europeo, basándose en los datos de emisión del Registro Europeo de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (E-PRTR). El análisis forma parte de las actividades en curso de la AEMA para evaluar los impactos de la contaminación atmosférica en Europa, y muestra que, a pesar de los importantes avances en la reducción de sus impactos ambientales y climáticos, los costes sociales de la contaminación atmosférica industrial siguen siendo elevados.

En total, se calcula que la contaminación atmosférica y los gases de efecto invernadero emitidos por las grandes instalaciones industriales en Europa han costado a la sociedad entre 277.000 y 433.000 millones de euros. Esta cifra equivale a un 2-3% del PIB de la UE y es superior a la producción económica total de muchos Estados miembros ese año, señala el informe de la AEMA.

Además, el informe muestra que un número relativamente pequeño de instalaciones sigue siendo responsable de la mayor parte de los costes externos cuantificados. Solo 211 emplazamientos de las 11.655 instalaciones que notificaron emisiones de los contaminantes incluidos en el E-PRTR en 2017 (es decir, el 2%) causaron el 50% de los costes agregados de daños relacionados con los principales contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero.

Las centrales térmicas -que funcionan en su mayoría con carbón- son las que más daños causan a la salud de las personas y al medio ambiente: 24 de las 30 instalaciones más contaminantes son centrales térmicas.

El análisis se basa en un informe técnico del Centro Temático Europeo sobre la Contaminación Atmosférica, el Transporte, el Ruido y la Contaminación Industrial (CTE/ATNI) de la AEMA, que utiliza una metodología estándar, basada en el llamado Enfoque de las Vías de Impacto. Este enfoque tiene en cuenta las cantidades y la propagación de los diferentes contaminantes desde sus fuentes industriales, los efectos sobre la salud de las personas, los ecosistemas, el clima y la agricultura, por ejemplo, y los costes monetarios asociados.

El «Green Deal» europeo y la ambición de cero contaminación están creando una importante oportunidad de cambio. La industria europea tiene un importante papel que desempeñar en este cambio, reforzando las futuras credenciales de Europa como líder de la industria «verde», afirma el informe de la AEMA.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *