Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Más de 400 plantas europeas asociadas a esta entidad gestionan cerca de 80 millones de toneladas de residuos urbanos no reciclables cada año, cifra que esperan elevar hasta los 130 millones de toneladas.

Un momento del congreso CEWEP de Bilbao
El congreso CEWEP de Bilbao reunió a expertos de toda Europa en valorización energética

Los pasados días 20 y 21 de septiembre se celebró en Bilbao, en el Centro de Conferencias del Palacio Euskalduna, el noveno congreso de CEWEP (Confederación Europea de Empresas de Valorización Energética), bautizado en esta ocasión con el lema “De residuos a energía: haciendo posible la economía circular”. Se pretendía enfatizar así el papel que la valorización energética de la fracción no reciclable de los residuos puede desempeñar en el tránsito que Europa debe hacer desde el caduco modelo de economía lineal a uno circular en el que se prime el máximo aprovechamiento de los productos y la conversión de residuos en recursos.

En este escenario, durante el congreso se incidió en la ventaja ambiental, económica y social que supone aprovechar, de una forma limpia y respetuosa con el entorno, la energía contenida en aquellos desechos que no se pueden reutilizar ni reciclar, evitando que acaben depositados en vertedero, la peor de las opciones dado su negativo impacto ambiental y sobre la salud, y reduciendo al mismo tiempo la dependencia externa de los combustibles fósiles.

Durante el evento se explicó que las actuales plantas de valorización energética, caracterizadas por su modernidad, rigor, robustez, vanguardismo y alta eficiencia, garantizan la pulcritud de un proceso plenamente instaurado en los países europeos más desarrollados y comprometidos con el medio ambiente, que son precisamente los que más reciclan y los que menos vierten.

Ante un aforo de más de 200 participantes procedentes de distintos países europeos, ponentes de alto nivel conformaron un cartel único en el que se abordaron temáticas de gran interés tales como el cumplimiento de los nuevos objetivos europeos de reciclaje, el impacto de las restricciones por parte de China a la importación de algunas tipologías de residuos, las mejores tecnologías disponibles, la reducción de emisiones y la recuperación de materiales, cobrando especial protagonismo el análisis de la percepción pública respecto a la valorización energética.

El programa de actividades se complementó con una visita técnica a la planta de valorización energética de Zabalgarbi, distinguida por su carácter innovador y alta eficiencia.

RECICLAJE Y VALORIZACIÓN ENERGÉTICA

El congreso incidió en que reciclaje y valorización energética pueden ir de la mano y que la segunda siempre complementa a la primera, garantizando una gestión integral de los residuos plenamente ajustada a la legislación vigente.

Paul de Bruycker, presidente de CEWEP, puso de relieve la “extraordinaria aportación de la valorización energética a la economía circular al conseguir gestionar los residuos no reciclables de forma eficiente y producir al mismo tiempo energía con total seguridad y alto estándares medioambientales”. Más de 400 plantas de estas características se encuentran asociadas a CEWEP, logrando tratar alrededor de 80 millones de toneladas de residuos urbanos no reciclables, una cifra que Bruycker prevé que se incremente hasta los 130 millones de toneladas en el horizonte de 2035, toda vez que, el pasado mes de mayo, el Consejo de la Unión Europea dio luz verde a las nuevas normas sobre gestión sostenible de residuos propuestas por la Comisión, y ratificadas en su momento por el Parlamento Europeo, limitando el uso del vertedero a un máximo del 10% para ese mismo año (2035). Asimismo, el Consejo exigió que se respete la jerarquía de gestión de residuos, que debe comenzar con la prevención, seguir con la preparación para la reutilización y el reciclaje, y culminar con la valorización, relegando el vertido a último lugar.

Una demanda a la que se sumó Rafael Guinea, presidente de AEVERSU (Asociación Española de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos) y también vicepresidente de CEWEP, quien lamentó que España siga depositando en vertedero más del 55% de los residuos municipales y que la valorización energética en nuestro país tan solo alcance el 13%.

Con estos mimbres, el objetivo “residuo cero”, tal y como señaló, se antoja difícil, por lo que instó e invitó a introducir cambios para evitar que España siga estando a la cabeza de vertido en Europa y apueste de forma decidida por la recuperación de residuos como garantía de protección ambiental y de bienestar y calidad de vida para sus ciudadanos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *