Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El Gobierno regional propone una serie de consejos y buenas prácticas para avanzar hacia unas navidades “cero residuos”.

El Gobierno regional de Madrid pide que se generen menos residuos estas navidades

Durante las fiestas navideñas se incrementa la generación de residuos, sobre todo de papel y cartón, vidrio y restos de comida. En este contexto, la Comunidad de Madrid ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para celebrar unas navidades medioambientalmente más sostenibles limitando en lo posible la generación de residuos, el desperdicio de alimentos y el consumo de energía. Se recuerda, además, la importancia de reciclar correctamente depositando cada residuo en el contendor adecuado para facilitar su recuperación y reciclaje.

Así, por ejemplo, es recomendable reducir los envoltorios de los regalos, optando en la medida de lo posible por materiales reciclables o que se puedan reutilizar, como bolsas de papel o cajas de cartón. Además, se recuerda que los papeles de regalo metalizados no se pueden reciclar.

Respecto a los alimentos, es aconsejable planificar las cantidades que se compran y cocinan en estas fiestas para evitar tirar comida. “Una buena forma de que nuestra cesta de la compra contribuya a la conservación del Medio Ambiente es adquirir productos de temporada producidos en nuestra región, ya que eso reduce las emisiones de CO2 asociadas al consumo energético de los invernaderos y al transporte”, explica Diego Sanjuanbenito, director general de Medio Ambiente.

Según datos publicados por el INE en 2016, cada madrileño genera al año 392,4 kilogramos de residuos, por debajo de la media nacional de 459,1 kilogramos por habitante y año. De los 2,5 millones de toneladas de residuos urbanos recogidos en la región, 78.000 toneladas fueron de vidrio, 89.500 toneladas de papel y cartón, 122.000 toneladas de envases, y el resto, 2,13 millones de toneladas, residuos en general.

ECONOMÍA CIRCULAR

La Comunidad de Madrid quiere ser referente en la implantación de la economía circular, en la que se pasa del “usar y tirar” a otro sistema en el que todo se aprovecha, reduciendo el consumo de energía, preferentemente renovables, y el impacto de las actividades humanas sobre el medio ambiente.

Se trata del desarrollo del modelo de las 7 R: rediseñar los objetos para mejorar su vida útil; reducir el consumo directo y la generación de residuos; reutilizar las cosas para utilizarlas el máximo tiempo posible; renovar el uso de objetos antiguos para que vuelvan a ser usados; reparar objetos en vez de desecharlos directamente cuando dejan de funcionar; reciclar adecuadamente; y recuperar, es decir, recoger materiales usados para volverlos a emplear en la producción de nuevos productos, e introducirlos nuevamente en la cadena de consumo.

La Comunidad ha puesto en marcha la página web www.madrid7r.es, en la que se explica qué es, cómo funciona y cuáles son los beneficios de la economía circular y se presentan ejemplos de experiencias y buenas prácticas para avanzar en el modelo y en la consecución del objetivo “residuo cero”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *