Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Se valorará especialmente las iniciativas destinadas a obtener un cambio de tendencia en la recogida selectiva, con el objetivo de avanzar hacia sistemas de pago por generación que corresponsabilicen al productor de residuos.

Nuevas ayudas de la ARC a la compra pública innovadora en la recogida selectiva de residuos
Avanzar hacia modelos personalizados de gestión de residuos es uno de los objetivos de las ayudas. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Diario Oficial de la Generalitat ha publicado la convocatoria de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) para la concesión de subvenciones destinadas a entidades locales para ejecutar proyectos piloto de compra pública innovadora en el ámbito del servicio público de gestión de residuos municipales, específicamente en el servicio de recogida selectiva. Esta convocatoria, que tiene un importe máximo total de 10 millones de euros, se financiará a través del Programa Operativo de Inversión en Crecimiento y Empleo FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) de Cataluña 2014-20, con una tasa de cofinanciación del gasto del 50%.

La actuación se enmarca en la Estrategia de investigación e innovación para la especialización inteligente de Cataluña (RIS3CAT). El objetivo principal del Programa de compra pública innovadora de la RIS3CAT es la mejora de los servicios públicos mediante la adopción de soluciones innovadoras más eficientes a la hora de dar respuesta a los retos actuales de la sociedad.

Una perspectiva circular

El presupuesto se repartirá en diferentes líneas, en función de la población de los municipios. Para los proyectos piloto con actuaciones en localidades con población inferior a 20.000 habitantes, se destinarán 800.000 euros. Para los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes se dedicarán 1.200.000 euros, mientras que los de entre 50.000 y 100.000 habitantes se repartirán 2 millones de euros, y los de más de 100.000 habitantes tienen asignados 5 millones. Una última partida, de un millón de euros, será para municipios turísticos de más de 20.000 habitantes con una población estacional superior al 120% de la población censada.

Estas ayudas son un instrumento al alcance de los entes locales para desarrollar una estrategia de gestión eficaz, mediante la compra pública innovadora, del servicio de recogida selectiva de los residuos municipales desde una perspectiva de economía circular.

El diseño, la implementación y el monitoreo de estos proyectos han de facilitar la prevención de los residuos y permitir mejorar su captación, calidad y valorización efectiva, en particular la valorización material, así como reforzar la participación de cada uno de los agentes en el ciclo y mejorar su comportamiento ambiental, de manera exigente y comprometida con la sostenibilidad y con el ahorro de recursos naturales.

Fomentando la innovación

La actuación de los entes locales debe ir dirigida a la obtención de un cambio de tendencia en la recogida, con el fin de avanzar hacia un modelo personalizado y de corresponsabilización. Para lograr este cambio de tendencia, se prevé la introducción de sistemas innovadores de recogida mediante contratos que fomenten la innovación y estimulen la implementación de nuevas soluciones tecnológicas o de servicio.

Por este motivo, los proyectos deben incorporar elementos innovadores, establecer objetivos de prevención y recogida selectiva y las actuaciones para alcanzarlos, o incorporar sistemas de pago por generación, según los cuales el productor de residuos paga más cuanto peor sea su comportamiento hacia la prevención y la recogida selectiva.

Los proyectos deben abarcar la ciudadanía, los comercios y los servicios, así como los demás residuos asimilables a municipales, del ámbito territorial desde el inicio del proyecto (deben prever un período de intercambio de opiniones con los productores de los residuos municipales y asimilables) y durante el mismo, mediante el establecimiento de un canal de comunicación abierto y bidireccional con quien genere los residuos municipales, que fomente la cocreación.

Asimismo, los proyectos deben incluir la recogida de la fracción orgánica, establecer sistemas transparentes de los resultados y de los costes e incorporar elementos de compra verde y responsable.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *