Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La empresa Aguas de Mondariz relató durante una jornada celebrada en Lugo su exitosa experiencia en la aplicación del ecodiseño a sus envases, ahorrando más de 16.000 euros anuales en materias primas.

En el marco de la colaboración que la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL) mantiene con Sogama, el pasado martes, 30 de septiembre, se llevó a cabo una jornada sobre ecodiseño en la que participaron María Pérez, Técnica de Ecoembes, y el Director Gerente y Director de Calidad de la empresa Aguas de Mondariz, Alberto Cabadas.

La representante de Ecoembes fue la encargada de explicar el concepto de ecodiseño y la labor que desde este SIG llevan a cabo para formar en la materia a las 12.000 empresas adheridas. Así, promueven la prevención de residuos de residuos mediante la puesta en el mercado de envases más sostenibles y más fácilmente reciclables. Por su parte, el portavoz de Aguas de Mondariz habló de la experiencia práctica de esta compañía pontevedresa en el campo del ecodiseño.

Además de una crisis económica, María Pérez aseguró que estamos viviendo una crisis ambiental que requiere de un plan de acción con el que se garantice la menor generación de desperdicios y la promoción del reciclado. Y uno de los soportes básicos para la consecución de estos retos es el envase y su dimensión ambiental, que debe estar presente durante todo el ciclo de vida del mismo.

Es por ello que, tal y como apuntó, se hace preciso que las compañías tengan en cuenta una serie de factores tales como la minimización del peso del envase sin modificar la forma del mismo, así como el incremento de la cantidad de producto sin variar sus características, el aumento de las unidades por cada envase de agrupación, su menor impacto ambiental (apostando por la utilización de envases procedentes de fuentes renovables y con certificado de gestión sostenible), la disminución o eliminación de superficies impresas, el aligeramiento del envase por cambio de diseño, la reducción del volumen del producto (es el caso de los detergentes más concentrados y eficientes), el uso de envases de mayor capacidad, la comercialización de productos recargables, la optimización del mosaico de paletización y la supresión de elementos tales como asas y etiquetas.

Asimismo, dio cuenta del proyecto “Diseña para reciclar”, que trabaja sobre el fin de vida del envase para hacerlo más sostenible. Con tal objetivo, desveló que la entidad ha editado una guía específica, previendo lanzar un curso sobre esta cuestión el próximo 14 de octubre.

Pérez recordó que en el período de 15 años, Ecoembes gestionó una cantidad de envases equivalente a la capacidad de 900 campos de fútbol como el Bernabeu, habiendo implantado 34.450 medidas de ecodiseño, lo que ha supuesto un ahorro de 444.000 toneladas de materias primas.

Asimismo, y en cuanto a la percepción que tienen los consumidores, aseguró que estos consideran que reciclar es su mayor contribución a la protección del medio ambiente, y que el 90 por ciento de ellos estarían interesados en conocer las mejoras ambientales que hacen las empresas en sus envases.

Ahorro de costes

Por su parte, Alberto Cabadas, de Aguas de Mondariz, aseguró que la dimensión ambiental está plenamente integrada en el proceso de gestión de esta empresa, que cuenta con 94 empleados. La firma, que envasa agua (66 millones de litros) y explota por tanto un recurso natural, cuenta con una planta ubicada en el entorno de Red Natura, por lo que no han dudado en asumir estándares medioambientales de EMAS III e ISO 14000.

Su gestión ambiental la llevan a cabo desde tres perspectivas: consumo de agua, consumo de energía y ratio de consumo de materias primas (el objetivo es que descienda la ratio por unidad vendida).

La experiencia de esta compañía en el ecodiseño de envases le ha permitido ahorrar 190 millones de litros de agua en los últimos 7 años, mejorar la gestión de residuos peligrosos y subproductos, reducir el consumo de PET, aminorar el peso del tapón de las botellas en un 18% y el peso del asa en un 43%. Esto les ha supuesto un ahorro en costes de materias primas de 16.530 euros anuales.

Asimismo, desveló que en su empresa hay un antes y un después a partir de la implantación de botellas cuadradas, fórmula que supuso un mayor aprovechamiento del embalaje y un elemento diferenciador del producto, convirtiéndose en una auténtica herramienta comercial.

El hecho de que esta firma envasadora se encuentre entre las primeras del ránking en Galicia, se debe, a juicio de Cabadas, a la proyección de valores que son sensibles al ciudadano: medio ambiente, tradición y Responsabilidad Social Empresarial.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *