El objetivo es que las normas sobre estos productos desechables se apliquen de forma uniforme en toda la UE, con el fin último de reducir los residuos plásticos, que ya representan el 80% de la basura marina.

Nuevas orientaciones de la CE sobre los plásticos de un solo uso

La Comisión Europea ha publicado un documento de directrices orientativas sobre las normas de la UE relativas a los plásticos de un solo uso y ha adoptado igualmente una Decisión de Ejecución sobre el control y la notificación de las artes de pesca comercializados y los residuos de artes de pesca recogidos. Ambas normativas tienen por objeto reducir los desechos marinos procedentes de productos de plástico de un solo uso y de artes de pesca y promover la transición a una economía circular con modelos empresariales, productos y materiales innovadores y sostenibles.

Según las normas de la UE de 2019 sobre plásticos de un solo uso, antes del 3 de julio de este año los Estados miembros tienen que garantizar que determinados productos de plástico de un solo uso dejen de comercializarse en la UE. Se trata de productos seleccionados para los que existen alternativas asequibles sin plástico en el mercado: bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas, agitadores, palos de globos, así como algunos productos de poliestireno expandido (vasos y envases de alimentos y bebidas) y todos los productos de plástico oxodegradable.

Para otros productos de plástico, como los aparejos de pesca, las bolsas de plástico de un solo uso, las botellas, los envases de bebidas y alimentos de consumo inmediato, los paquetes y envoltorios, los filtros de tabaco, los artículos sanitarios y las toallitas húmedas, se aplican diferentes medidas. Entre ellas se encuentran la limitación de su uso, la reducción de su consumo y la prevención de la basura mediante requisitos de etiquetado, sistemas de responsabilidad ampliada del productor (principio de «quien contamina paga»), campañas de sensibilización y requisitos de diseño de los productos.

El objetivo de estas directrices es garantizar que las nuevas normas se apliquen de forma correcta y uniforme en toda la UE. La transposición armonizada a la legislación nacional es importante para el buen funcionamiento del mercado interior en lo que respecta a los productos cubiertos por esas normas. Las directrices explican las definiciones y los términos clave y se elaboraron mediante amplias consultas con los Estados miembros e interacciones con una amplia gama de partes interesadas.

Residuos de artes de pesca

La Decisión de Ejecución sobre el control y la notificación de las artes de pesca comercializados y los residuos de artes de pesca recogidos permite a los Estados miembros cumplir su obligación de notificar, a partir de 2022, las artes de pesca que contienen plástico comercializadas y las artes de pesca recogidos en el mar. El objetivo es incentivar la llegada a tierra de todas las artes de pesca y la mejora de su tratamiento mediante la aplicación de sistemas de responsabilidad ampliada del productor.

Además, sobre la base de los datos, los Estados miembros con aguas marinas tendrán que fijar, antes del 31 de diciembre de 2024, un índice mínimo anual de recogida de residuos de artes de pesca que contengan plástico para su reciclado, con vistas al establecimiento de objetivos cuantitativos vinculantes de la Unión en materia de recogida. Las artes de pesca abandonadas, perdidas o desechadas representan el 27% de la basura de las playas, según la evaluación de impacto de 2018, y una proporción significativa de las artes de pesca comercializadas no se recoge para su tratamiento.

Frans Timmermans, Vicepresidente Ejecutivo del Pacto Verde Europeo, ha declarado que «las normas de la Unión Europea son un logro histórico en la lucha contra la basura marina. También estimulan modelos empresariales sostenibles y nos acercan a una economía circular en la que la reutilización precede al uso único. En eso consiste el ‘European Green Deal’: en proteger y restaurar nuestro entorno natural al tiempo que se estimula a las empresas a innovar».

Por su parte, el Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius, ha afirmado que «los impactos negativos de los residuos plásticos en el medio ambiente, en los océanos y la vida marina, y en nuestra salud son globales y drásticos. Los residuos de plástico se siguen acumulando, y en la UE se pierden o descartan en el mar 11.000 toneladas de artes de pesca al año, lo que se suma al problema de la pesca fantasma. Las normas para reducir la contaminación por plásticos son ambiciosas y responden a las peticiones de los ciudadanos de que se actúe con decisión, lo que convierte a la UE en precursora de la lucha mundial contra los desechos marinos. Hoy nos acercamos a hacer frente a los graves impactos de los productos de plástico de un solo uso y de los artes de pesca abandonados, y avanzamos hacia una economía más circular».

El 80% de los residuos marinos son plásticos

Con la Directiva sobre plásticos de un solo uso, la UE está reduciendo la cantidad de residuos generados, abordando 10 artículos de plástico de un solo uso y artes de pesca que representan la mayoría de los artículos que se encuentran en las playas europeas, y promoviendo la transición a la economía circular y las alternativas sostenibles.

Más del 80% de los residuos marinos son plásticos. Los productos de plástico de un solo uso se utilizan una vez, o durante un corto período de tiempo, antes de ser desechados. Por tanto, es más probable que acaben en nuestros mares que las opciones reutilizables. El plástico se acumula en los mares, océanos y playas de la UE y de todo el mundo, lo que supone un grave riesgo para la vida marina y la salud humana.

Aunque los plásticos son un material cómodo, útil y valioso, los residuos plásticos causan daños medioambientales y tienen un impacto negativo en la economía. Perjudica a actividades como el turismo, la pesca y la navegación, y genera costes de limpieza. En el marco del Pacto Verde Europeo, la UE está creando una economía circular, en la que los plásticos se utilizan de forma más sostenible, se reutilizan y reciclan, y no generan residuos ni contaminación

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *