El nuevo Departamento de Acción Climática trabaja en una nueva ley para evitar los embalajes excesivos y los envases de un solo uso.

Cataluña prepara una ley para reducir los envases de plástico
La consellera Teresa Jordà participó en una recogida de residuos en una playa de Barcelona

El nuevo Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Catalunya ya trabaja en el desarrollo de dos anteproyectos de ley para minimizar la producción de residuos e impulsar la economía circular.

El primero de los textos se convertirá en la ley de embalajes de Cataluña, una norma dirigida a la industria para evitar los embalajes excesivos y los envases que, después de un solo uso, se convierten automáticamente en un residuo. La norma estimulará los envases retornables, bajo la premisa de que el plástico, el aluminio y el vidrio pueden tener una vida útil mucho más larga.

La segunda iniciativa será la futura ley de residuos, que regulará la gestión pública de la basura. Uno de los retos de esta ley es convertir la fracción orgánica en un activo, con una nueva estrategia de aprovechamiento.

La consellera Teresa Jordà lo explicó el pasado sábado, después de participar en una recogida de basura marina en la playa de Somorrostro de Barcelona, ​​en el marco de la Ultra Clean Marathon y con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

Cubiertos y platos, agitadores de bebidas, bastoncillos para las orejas, pajitas o recipientes de plástico para alimentos tienen los días contados. Tal como establece Bruselas, el próximo 3 de julio quedará prohibida la venta de diversos productos de plástico de un solo uso.

La medida llega después de la prohibición de las bolsas de este material, vigente desde el 1 de enero de este año. Cataluña ha sido pionera en la reducción de las bolsas de plástico de un solo uso a través del llamado Pacto por la bolsa, promovido por el Gobierno de la Generalitat, en alianza con los distribuidores y los fabricantes.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *