Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Materiales como el plástico, el hierro o el aluminio se pueden reutilizar en la fabricación de nuevos productos, mientras que el polvo de tóner se valoriza energéticamente.

Cartuchos de impresión
Cartuchos de tóner usados. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El 100% de los materiales contenidos en un cartucho de tóner ya es reutilizable en la fabricación de nuevos productos, si es reciclado adecuadamente, lo que convierte la gestión de estos dispositivos en un  modelo de economía circular en el entorno de los residuos electrónicos. Así lo confirma un análisis de Recyclia -a través de sus fundaciones Ecoasimelec, Ecofimática y Ecolum- y la empresa Waste Zero World (W0W), dedicadas a la recogida y la gestión de aparatos electrónicos, y hecho público con motivo de la celebración el pasado viernes del Día Mundial del Reciclaje.

Según este análisis, el reciclaje de un kilogramo de cartuchos de tóner puede ser reutilizado en su totalidad, concretamente: 442,4 gramos de plástico; 387,3 de hierro; 129,3 de polvo de tóner y 41 de aluminio. Ambas entidades destacan así el rápido desarrollo de la tecnología de reciclaje para cartuchos de impresión, considerados aparatos electrónicos y cuyo reciclaje es obligatorio para sus fabricantes desde el pasado 15 de agosto.

Todos los materiales recuperados se emplean en la fabricación de nuevos productos y el polvo de tóner en valorización energética. Además, ambas entidades ya desarrollan labores de I+D+i para encontrar nuevas opciones de reutilización de este polvo, tales como un componente en pinturas reflectantes o para asfaltado de carreteras.

Primera solución probada del mercado

Adelantándose a la entrada en vigor de la obligación de reciclar estos consumibles (15 de agosto de 2018), Recyclia puso en marcha el año pasado Tragatóner/Tragatinta, la primera iniciativa de nuestro país para recoger y gestionar los cartuchos de tóner y tinta de las impresoras.

Desde entonces, Recyclia trabaja para acercar los contenedores de recogida de estos residuos a los usuarios, instalándolos en empresas, organismos públicos o privados y distribuidores que pueden solicitar su recogida a través de una plataforma electrónica.

Por su parte, pymes y particulares ya disponen de un buscador web y, próximamente, de una aplicación móvil para consultar los contenedores más cercanos instalados en puntos limpios municipales y establecimientos comerciales.

Tragatóner/Tragatinta aprovecha los recursos y las sinergias de los 15 años de experiencia de Recyclia en la gestión de residuos de aparatos ofimáticos y de impresión a través de la fundación Ecofimática, que representa al 90% de los fabricantes de este tipo de equipos de nuestro país, y ya ha gestionado 44.000 toneladas de residuos.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *