La filial británica del grupo vidriero alavés asegura que con el uso de combustibles derivados de residuos se reducirá hasta un 90% la huella de carbono de cada botella, lo que convertiría al vidrio en «el material más sostenible de todos los tipos de packaging».

Nueva botella de vidrio reciclado y usando biocombustibles
El uso de biocombustibles reducirá hasta un 90% la huella de carbono de cada botella vidrio. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El grupo alavés Vidrala ha culminado con éxito en una de las plantas de su división británica Encirc un ensayo que ha evidenciado que es posible producir botellas elaboradas 100% a partir de vidrio reciclado, empleando energía de bajas emisiones gracias al uso de biocombustibles. Se trata de una iniciativa de investigación revolucionaria para el sector del vidrio, liderada por la organización de investigación y tecnología Glass Futures, que allana el camino para reducir sensiblemente la huella de carbono en toda la industria a nivel mundial.

Los primeros resultados de este proyecto pionero suponen un importante hito para todo el sector y sientan las bases para fabricar botellas más sostenibles, en el marco de la apuesta del sector por alejarse de los combustibles fósiles en aras de alternativas de bajas emisiones.

Elaborados a partir de materiales orgánicos residuales, los biocombustibles son una fuente de energía renovable, mucho más sostenible, que permite reducir la huella de carbono de cada botella hasta un 90%. A esto hay que sumar que únicamente se empleó como materia prima vidrio reciclado para la elaboración de nuevas botellas, minimizando aún más el impacto ambiental.

Vidrala espera obtener en las próximas semanas más resultados de este ensayo, llevado a cabo en la planta ubicada en Derrylin (Irlanda del Norte) de su división Encirc. La iniciativa se enmarca en el Programa de Innovación Energética del Departamento de Negocio, Energía y Estrategia Industrial de Reino Unido (BEIS, por sus siglas en inglés). Dentro de este programa, Glass Futures, del que Vidrala forma parte, ha destinado 7,1 millones de libras (8,1 millones de euros) a investigar la manera más eficaz de impulsar la transición de la industria del vidrio al uso de combustibles de baja de emisión.

Una botella con cero emisiones

Según Fiacre O’Donnell, director de Sostenibilidad de Vidrala, “los resultados que estamos viendo en este ensayo con biocombustibles son verdaderamente extraordinarios, permiten vislumbrar un futuro prometedor y sostenible para nuestra industria. También estamos realizando investigaciones para desarrollar el uso de hidrógeno e introducir mejoras en los procesos de fusión eléctrica para terminar de descubrir el futuro de la producción de vidrio”.

“De la mano de Glass Futures -añade O’Donnell- estamos liderando el desarrollo de una botella de vidrio con cero emisiones, es decir que no tendrá ningún impacto negativo en el medio ambiente durante todo su ciclo de vida”.

Por su parte, Adrian Curry, Managing Director de Encirc, asegura que este proyecto “supone todo un hito para el vidrio. Con este ensayo hemos sentado los estándares a nivel global y ahora la industria del vidrio debe trabajar para alcanzar lo que hemos demostrado que es posible. Ahora sabemos que el vidrio puede ser el material más sostenible de todos los tipos de packaging y debemos trabajar conjuntamente para asegurarnos de que sea una realidad”.

Aston Fuller, General Manager de Glass Futures, añade que “el ensayo está ofreciendo unos resultados fantásticos para el fabricante, el usuario final y el consumidor. El vidrio es un material 100% reciclable, y con las pruebas llevadas a cabo por Encirc, comenzamos a vislumbrar una nueva era marcada por las tecnologías de emisiones cero, gracias al uso de energías alternativas”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *