La instalación, cuya puesta en marcha está prevista para 2024, tendría capacidad para recuperar 60.000 toneladas anuales de materiales valiosos como cobre, oro, platino o paladio, entre otros.

Atlantic Cooper prevé construir una planta de reciclaje de residuos electrónicos
Residuos electrónicos en una planta de reciclaje. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La empresa andaluza de producción de cobre Atlantic Copper prevé construir en Huelva una planta de alta tecnología con capacidad de reciclar 60.000 toneladas al año de material procedente de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y recuperar, entre otros metales, cobre, oro, plata, platino, paladio, estaño o níquel, claves para la transición tecnológica, la descarbonización y las energías renovables.

El proyecto, denominado CirCular y declarado de interés estratégico el Gobierno andaluz, representaría inversiones de unos 260 millones de euros y crearía 70 empleos directos y 280 indirectos e inducidos.

La construcción de esta nueva planta tendría un plazo de ejecución aproximado de 24 meses y su puesta en marcha estaría prevista para inicios de 2024. La multinacional Freeport-McMoRan, accionista de Atlantic Copper, contempla la posibilidad de incluir este proyecto en su Plan de Inversiones de los próximos tres años.

Para el consejero delegado de la compañía, Javier Targhetta, “CirCular es fruto de un largo proceso de innovación que aúna, además de la recuperación de elementos de valor a partir de material electrónico, eficiencia energética, respeto medioambiental y solidez tecnológica, aspectos para los que se cuenta con la colaboración de empresas líderes en el mundo de la metalurgia y centros de investigación de primer nivel de ámbito internacional”.

En 2019 se alcanzó la cifra de 53,6 millones de toneladas de RAAE generadas en el mundo, según un informe del Global E-Waste Monitor, y el 30% de ellas se generaron en Europa. El informe también prevé que los residuos electrónicos alcanzarán los 74 millones de toneladas para 2030, y 120 millones en 2050.

En este contexto, la UE ha sentado las bases para incrementar el reciclaje de RAEE de un 45% actual al 85% en los próximos años, lo que repercutirá en la puesta en marcha de proyectos relacionados con la recuperación de los metales contenidos en estos residuos, para introducirlos nuevamente en la cadena de valor.

Minimizar la huella de carbono

“CirCular será una forma innovadora, responsable y eficiente de utilización de recursos naturales, ya que complementará la producción de metales de fuentes primarias y que son imprescindibles para la transición energética y la electrificación del mundo en las próximas décadas”, subraya Javier Targhetta. En este sentido, este proyecto también evitará la eliminación descontrolada de estos residuos y la correspondiente contaminación causada por ellos.

Conscientes de la importancia de minimizar la huella de carbono, los estudios de ingeniería básica del proyecto apuntan a una reducción de entre el 55% y el 65% de las emisiones de CO2 generado por unidad de cobre equivalente en el reciclado de material electrónico, comparado con el generado en toda la cadena de valor añadido de la producción de los metales mencionados más arriba. Adicionalmente, el proyecto contempla autoabastecerse el 50% de la electricidad que va a necesitar mediante el aprovechamiento de los calores residuales del proceso.

El proyecto CirCular forma parte de una de las dos manifestaciones de interés que ha remitido la compañía al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (bajo la denominación de ‘CirCular Plus’), en el marco del Programa de Impulso de Proyectos Tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial, que tendrá una dotación de unos 12.000 millones de euros gracias a la colaboración público-privada.

Entre los objetivos de ‘CirCular Plus’ se encuentra incrementar la tasa de recogida de RAEE en España y recuperar todas las fracciones posibles de estos materiales evitando que sean exportados para su valorización.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *