Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

A través del proyecto NEMURE, el Instituto Tecnológico del Plástico trabajará en el ecodiseño de este tipo de envases, que al estar compuestos por distintos materiales son actualmente más difíciles de reciclar.

Envases multicapa
Los envases multicapa presentan ventajas para la conservación de los alimentos, pero son más difíciles de reciclar. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Las exigencias de la Unión Europea, plasmadas en los objetivos de su Estrategia del Plástico, indican que en 2030 todos los envases deberán ser reciclables o reutilizables. A través del proyecto NEMURE, el Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas, busca obtener nuevos envases alimentarios reciclables y de alta barrera gracias a estructuras multicapa.

El principal valor de los envases multicapa es que gracias a la incorporación de distintos materiales a su estructura se logra dotarlos de propiedades muy interesantes para la conservación de los alimentos y para alargar su vida útil, como por ejemplo la barrera al oxígeno o a la humedad. El resultado son productos de alto valor añadido para la industria alimentaria que además evitan el desperdicio alimentario pero que presentan un reciclado más complicado por la mezcla de materiales.

El proyecto NEMURE se centra en el estudio del ecodiseño de envases multicapa para aumentar su reciclabilidad conservando las mismas características técnicas que permiten proteger y conservar los alimentos. Con esto se pretende dar soluciones reales al sector de los plásticos de la Comunidad Valenciana a través de la investigación, transferencia y difusión, alineadas con las pautas marcadas desde la Unión Europea para los productos plásticos en su estrategia de Economía Circular. Además, se impulsará la transformación del tejido empresarial en uno más competitivo y con un mejor comportamiento ambiental relacionado tanto con sus materiales como con sus productos.

El proyecto contempla el estudio del ecodiseño de dos envases mediante la incorporación de alcohol polivinílico (PVOH), un polímero soluble en agua que se puede eliminar durante el reciclado mecánico y que cumple con las propiedades que debe tener un material barrera.

Durante el proyecto se evaluará la reciclabilidad de los nuevos envases desarrollados, y se investigará la ausencia de ecotoxicidad en agua durante el reciclado de los mismos, para asegurar su inocuidad y demostrar que el envase resultante tiene un buen comportamiento ambiental.

A través de esta investigación se definirá el concepto de reciclabilidad del envase, se establecerá un protocolo de evaluación de la misma y se validará este con envases reales. Tras la validación de los resultados del proyecto con las empresas del sector se transferirán los conocimientos investigados y se hará difusión de los resultados a las empresas y a los usuarios de los materiales y productos plásticos.

Participan en el desarrollo del proyecto, además de Aimplas, las empresas Acteco, Eslava Plásticos, Fina Flexible Packaging, Gaviplas, Granzplast, Iberresinas y Picda. El proyecto cuenta con la financiación de la Conselleria d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball de la Generalitat Valenciana a través de ayudas del IVACE, con la cofinanciación de los fondos FEDER de la UE.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *