Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Ubicada en East Rockingham, la instalación procesará unas 300.000 toneladas anuales de residuos urbanos para generar electricidad suficiente para abastecer a más de 36.000 hogares.

Acciona se adjudica una nueva planta de valorización energética de residuos en Australia

La compañía española Acciona construirá una planta de valorización energética de residuos en East Rockingham (Australia Occidental), la segunda a gran escala en el país, por un valor de 511 millones de dólares australianos, unos 320 millones de euros. Cuando se complete, procesará alrededor de 300.000 toneladas de desechos al año, lo que permitirá evitar más de 300.000 toneladas de CO2 equivalentes anuales o la contaminación generada por unos 64.000 automóviles, según afirma la empresa en un comunicado.

La instalación tendrá una capacidad neta de producción de electricidad de unos 29 MW, equivalente al consumo de más de 36.000 hogares, y estará ubicada en el área industrial de Rockingham, a 40 kilómetros al sur de Perth y a siete kilómetros de la planta pionera de Kwinana.

Acciona es el contratista principal del proyecto de Ingeniería, Compras y Construcción (EPC) junto con Hitachi Zosen Inova (HZI) y, además, cuenta con una participación de capital en la compañía para el proyecto junto a HZI y John Laing.

El proyecto cuenta además con el respaldo financiero de CEFC, organismo estatal australiano destinado a apoyar la transición energética del país, que ha comprometido en el mismo hasta 50 millones de dólares australianos (35 millones de euros); y la Agencia Australiana de Energía Renovable (ARENA), que proporcionará  18 millones de dólares (11 millones de euros) en fondos de subvenciones recuperables para el proyecto.

La planta tratará residuos municipales de fuentes comerciales e industriales. Además, recuperará alrededor de 73.800 toneladas al año de cenizas, que serán procesadas para su uso en asfaltos y otros materiales de construcción.

Acciona desarrolla actualmente otros dos proyectos de este tipo. El pasado año obtuvo el contrato para construir y operar una planta de recuperación de residuos en Aberdeen (Escocia), denominada NESS Energy Project, con una capacidad de tratamiento de 150.000 toneladas anuales, y un presupuesto de unos 400 millones de euros. En 2018, obtuvo el EPC para la primera planta de valorización energética de residuos de estas características en Australia, la de Kwinana, de 430 millones de euros, que procesará hasta 400.000 toneladas anuales de residuos y tendrá una capacidad de producción de electricidad de 36 MW, equivalente al consumo de unos 50.000 hogares.

Tanto East Rockingham como Kwinana se enmarcan en la apuesta a largo plazo de Acciona por Australia, con proyecto basados en tecnologías de vanguardia y que contribuyan a la sostenibilidad y protección del entorno. Las credenciales de Acciona en proyectos de generación de energía, revalorización de residuos y proyectos de construcción de plantas energéticas “llave en mano” han sido determinantes para adjudicación de los contratos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *