Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Mejorará la clasificación y tratamiento de plásticos, metales y ‘briks’ del complejo medioambiental, que espera generar 85 millones de euros en los próximos 15 años por la venta del material reciclado.

nueva planta de reciclaje en Valsequillo
la nueva planta duplicará la capacidad de reciclaje del complejo medioambiental

La nueva planta de reciclaje del complejo medioambiental de Valsequillo (Antequera, Málaga), que ha entrado en servicio recientemente, mejorará la clasificación y el tratamiento de envases (plásticos, latas y briks) que recibe de los 89 municipios integrantes del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos (CRSU), y permitirá duplicar la capacidad de reciclaje desde las 7.000 toneladas actuales a 15.000 toneladas al año.

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, visitó las instalaciones de Valsequillo junto a alcaldes y representantes municipales de la comarca de Antequera y la diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, para comprobar el funcionamiento de la estructura, construida por FCC y Urbaser con un coste de 7,7 millones de euros.

Ambas empresas tienen adjudicada la explotación de la planta por un periodo de 15 años. Se estima que en este plazo, el CRSU podrá generar alrededor de 85 millones de euros por la venta de envases reciclados a los agentes autorizados, como Ecoembes.

“Esta nueva estructura para el reciclaje de envases ligeros lleva al complejo de Valsequillo a un nuevo nivel de compromiso medioambiental para hacer de nuestra provincia un lugar más eficiente y más concienciado gracias a la labor del CRSU”, aseguró Bendodo.

De hecho, desde 2005 se ha duplicado la cantidad de vidrio reciclado (de 3.000 toneladas al año a 5.577), se ha triplicado el volumen de papel y cartón (1.276 toneladas a 5.861), se ha casi cuadruplicado el tratamiento de envases (de 1.973 a 7.071 toneladas) y se ha mejorado notablemente la gestión de materia orgánica (de 207.431 toneladas al año a 242.672).

Biogás y compost

Esta nueva planta de clasificación de envases ligeros está totalmente automatizada, pero el Consorcio mantiene el empleo neto del complejo de Valsequillo, que actualmente está en 120 trabajadores. Bendodo ha apuntado que la separación en origen de los residuos es mayor en los 89 municipios del CRSU que en la media de la provincia.

Actualmente existen en el ámbito del Consorcio 2.000 puntos de recogida, unos 14.000 contenedores y una flota de 85 vehículos. La adjudicación a FCC y Urbaser de la planta de envases ligeros incluye asimismo el incremento de esta flota y la instalación de nuevos contenedores en los municipios.

El complejo de Valsequillo, que se encuentra en el término municipal de Antequera, también genera electricidad gracias a su planta de biogás, con una producción de 2,4 megavatios a la hora, y produce compost para abonos agrícolas a partir de los lodos de las depuradoras de la provincia.

En cuanto a los desechos orgánicos, cuenta con seis vasos de vertidos y actualmente se ejecuta el recrecimiento del sexto gracias a una inversión autorizada por la Diputación de Málaga de 800.000 euros.

Además, tiene casi construida una nueva planta de compostaje, con una inversión de alrededor de 20 millones de euros, que permitirá reducir los vertidos en un 70%. “Y no me olvido del aula de formación medioambiental, donde escolares de toda la provincia aprenden las ventajas de acciones tan importantes como el reciclaje o la protección del entorno”, añadió el presidente.

El CRSU mantiene convenios con Ecoembes para mejorar el tratamiento de los envases, con Ecovidrio para el vidrio, y con Adipa y Recisur para el papel y el cartón. Además, participa en los proyectos de la Unión Europea Reconver, para reducir la contaminación de los vertederos de Antequera y Casarabonela; y Sufalnet, para la recuperación de los vertederos sellados de Ronda y La Viñuela.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *