Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La ampliación de la instalación automatizada, ubicada en el complejo medioambiental de Valsequillo, permitirá gestionar 15.000 toneladas de residuos de envases ligeros al año.

envases ligeros recuperados
La planta de reciclaje de envases de Valsequillo duplicará su capacidad

El complejo medioambiental de Valsequillo, propiedad de la Diputación de Málaga,mejorará su planta automatizada de envases ligeros (plásticos, latas y briks) para duplicar su capacidad de reciclado, que pasará de 7.000 toneladas al año a 15.000. La unión temporal de empresas formada por FCC y Urbaser invertirá 7,6 millones de euros en este proyecto, que tendrá un plazo de ejecución de cinco meses.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y el alcalde de Antequera, Manuel Barón, asistieron el pasado jueves al inicio de los trabajos, que forman parte del proceso de modernización iniciado por el Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de Málaga para mejorar el servicio que presta a 89 municipios de la provincia. Aparte de la obra de la planta, las empresas adjudicatarias también se encargarán del aumento de la flota de vehículos y la instalación de nuevos contenedores.

La adjudicación de la mejora y explotación de la planta automatizada de Valsequillo se ha realizado por un periodo de 15 años, y está previsto que para entonces, la venta de envases recuperados para su reciclaje por parte del Consorcio pueda alcanzar unos ingresos de 76 millones de euros. “Es un proyecto que aumentará la capacidad de recogida, gestión y tratamiento de estos residuos, en la línea que mantiene el Consorcio”, dijo Bendodo.

En este sentido, ha apuntado que el Consorcio ha duplicado en los últimos ocho años la cantidad de vidrio reciclado –pasando de 3.002 toneladas en 2005 a 5.577–, ha triplicado el volumen de papel y cartón (de 1.276 toneladas a 5.861), casi ha cuadruplicado los envases (de 1.973 a 7.071) y ha mejorado notablemente la gestión de residuos orgánicos (de 207.431 toneladas a 242.672).

Compostaje y biogás

El Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos acaba de cumplir 20 años de funcionamiento en los que ha erradicado los vertederos de los municipios, con la consiguiente mejora en salubridad e imagen para el conjunto de la provincia. Cuenta con una plantilla de más de 100 personas, 2.000 puntos de recogida y una flota de 85 vehículos.

Bendodo recordó que el complejo medioambiental de Valsequillo tiene siete vasos de vertidos orgánicos y en la actualidad se construye una planta de compostaje –que cuenta con una inversión de 23 millones de euros– que permitirá obtener abono agrícola y reducir los vertidos un 70%.

Además, genera electricidad gracias a una planta de biogás, con una producción de 3 megavatios a la hora; y produce compost a partir de los lodos de las depuradoras de la provincia. “El futuro pasa por la ampliación de la recogida selectiva, la mejora de la gestión de los residuos, la modernización de sus estructuras y la ampliación de la carta de servicios”, recalcó el presidente de la Diputación.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *