Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ) va a incorporar el proyecto de desarrollo y ejecución del nuevo sistema de compostaje y secado biológico «Urbabox».

Zaragoza contará con un novedoso sistema de compostaje de residuos orgánicos

El Ayuntamiento de Zaragoza aprobó el pasado viernes el proyecto de desarrollo y ejecución de un nuevo sistema de compostaje, cuya implantación y puesta en servicio va a suponer una importante mejora en el tratamiento de los residuos orgánicos urbanos y su uso ciable como compost, así como en la reducción de las emisiones a la atmósfera.

Así, el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ) va a incorporar el proyecto de desarrollo y ejecución del sistema de compostaje y secado biológico «Urbabox». Se trata de una tecnología novedosa, en el marco de la I+D+i que se desarrolla en el propio centro.

El tratamiento actual de la fracción resto (contenedores verdes) y el futuro de la materia orgánica es el siguiente:

  1. Biodigestión: En un proceso anaeróbico se extrae gas metano de los residuos en unos túneles de maduración.
  2. Fermentación aeróbica: Otro tipo de bacterias son las encargadas de fermentar durante nueve días el «digesttao», material resultante de la fase anterior, mezclado con astillas de madera procedentes de la poda. Este proceso se realiza en naves aireadas de 20 x 5 metros. Actualmente hay 7 naves en funcionamiento. El expediente aprobado el viernes se centra en la creación de una nueva nave que funciona con una tecnología puntera y novedosa. En caso de funcionar, esta instalación permanecerá para dar servicio a Zaragoza a coste cero.
  3. Tarvas: El material procedente de la fase anterior se coloca en unas hileras o caballones donde se voltea con una máquina para que se complete el secado de la materia compostada. Posteriormente, pasa por una fase de afino en la que se retiran las piedras, vidrios o plásticos que pudieran quedar sin descomponer en la materia compostada.

El coste de las obras para implantar este nuevo sistema asciende a 274.500 euros, y cuentan con un plazo de ejecución de 3 meses. Este importe correrá a cargo exclusivo de UTE EBRO, concesionaria del CTRUZ, y no generará coste alguno para el Ayuntamiento de Zaragoza. La nueva construcción ocupará una superficie de 232,2 metros cuadrados.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *