Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Esta organización afirma que toneladas de residuos electrónicos se desvían de su vía de gestión adecuada para terminar siendo tratados como chatarra, lo que genera problemas ambientales y de seguridad y dificulta la consecución de los objetivos de recogida y reciclaje.

RAEE
Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El WEEE Forum, organización que aglutina a entidades de responsabilidad ampliada del productor de residuos electrónicos de todo el mundo, ha publicado un documento en el que se describen los problemas relacionados con el tratamiento como chatarra metálica de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), y ha pedido a las autoridades competentes que adopten las medidas adecuadas y penalicen a las instalaciones que lo hagan.

La práctica de recoger o comprar RAEE y manipularlos junto con la chatarra metálica es, lamentablemente, bastante común en Europa y en todo el mundo. Esta situación da lugar a problemas ambientales, de salud y de seguridad, porque es probable que las sustancias peligrosas no se hayan retirado o extraído adecuadamente. También da lugar a problemas de cumplimiento porque los RAEE recogidos y tratados como chatarra metálica escapan a las vías oficiales que cuentan para lograr los objetivos de recogida establecidos en la legislación sobre RAEE.

Según explica el documento, para alcanzar los objetivos de recogida es necesario reorientar toneladas de residuos electrónicos hacia los flujos oficialmente establecidos. Para ello sería necesario que las autoridades competentes prohibieran la práctica de adquirir y procesar chatarra metálica que contenga RAEE, a menos que sea tratada y procesada por instalaciones que estén oficialmente autorizadas o certificadas para ello. Igualmente, deberían desarrollarse medidas sistemáticas para identificar las instalaciones que tratan estos residuos como chatarra y penalizarlas. Para el WEEE Forum, muchos de los problemas son consecuencia del fracaso del sistema de concesión de permisos de los operadores, y reclama políticas que obliguen al sector de la chatarra a informar sobre los RAEE.

Lucía Herreras, directora general adjunta del WEEE Forum y una de las autoras del informe, explica que «debido a los bajos niveles de actividad de aplicación de la ley, y a que las organizaciones profesionales no tienen acceso a las instalaciones de chatarra para la recopilación de datos, es escasa la información fiable sobre los tonelajes de RAEE afectados por estas prácticas. Encontrar una metodología apropiada y armonizada para reunir datos sobre la cantidad de RAEE que desaparece en el flujo de chatarra de metal es fundamental para comprender lo que está sucediendo en el mercado de los residuos electrónicos».

De cara a la presentación de informes sobre la gestión de residuos electrónicos, los Estados miembros de la UE pueden utilizar estimaciones fundamentadas, como se indica en el artículo 16 de la Directiva, siempre y cuando los RAEE que no se traten debidamente se mantengan al margen de la ecuación, ya que de lo contrario se crearían condiciones desiguales para los demás Estados miembros en cuanto a la consecución de los objetivos de recogida en Europa.

Los problemas relacionados con los RAEE en la chatarra metálica se examinarán con representantes de las Naciones Unidas, los autores de un informe sobre los flujos de RAEE, la Comisión Europea y la comunidad interesada en un acto del WEEE Forum que se celebrará el próximo 24 de noviembre de 2020, en Bruselas y en línea.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *