Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El sistema se combinará con otros modelos complementarios en función de la tipología de usuarios y de las características geográficas y sociales de cada barrio. El Ayuntamiento trabajará también en la aplicación del pago por generación

Vilanova y la Geltrú  tendrá recogida puerta a puerta

El Pleno del Ayuntamiento de Vilanova y la Geltrú (Barcelona) ha dado luz verde al cambio de modelo de recogida de residuos municipales, que contempla la implantación de la recogida puerta a puerta junto con modelos complementarios. Además, se trabajará en la futura aplicación de un sistema de pago por generación. La propuesta ha recibido el apoyo de los grupos del gobierno municipal y de Somos VNG, mientras que PSC y Ciutadans han reprochado falta de debate.

En nombre del gobierno municipal, la concejala de Espacio Público y Medio Ambiente, Marta Jofra , recordó que el cambio de modelo de recogida de residuos es una de las prioridades de este mandato corporativo. «Presentamos esta propuesta con el objetivo de avanzar hacia una economía circular y una mejor gestión de los residuos», afirmó.

Aparte de argumentar la necesidad de cambiar el modelo actual «que no es ni sostenible ni viable» , la concejala apuntó también «una motivación social» , ya que se prevé la creación de 46 puestos de trabajo, así como de gestión del espacio público, ya que se liberaría la superficie que ocupan los 1.750 contenedores actuales.

Entre los datos que argumentan la necesidad de hacer el cambio, la concejala Marta Jofra señaló que la capital del Garraf genera anualmente 35.379 toneladas de residuos de las cuales solo un 38% se recogen selectivamente. El sistema actual, en base a contenedores de cinco fracciones no aumentan la recogida selectiva sino que en los últimos años los índices han sufrido una tendencia a la baja.

En septiembre se encargó un estudio para tener un diagnóstico y un plan de actuación de mejora de la recogida selectiva que ha tenido como resultado la propuesta de un nuevo modelo de recogida de residuos que combina diferentes modelos en función de la tipología de usuarios y de las características geográficas y sociales de cada barrio de la ciudad. Asimismo, la concejala añadió que se está estudiando la posibilidad de internalizar la gestión del servicio y se ha solicitado una subvención a la Agencia de Residuos de Cataluña, que permitiría financiar una parte.

El grupo municipal de Somos VNG votó a favor de la propuesta, argumentado que la emergencia climática y social reclama «actuar como ciudad» y, a pesar de las dificultades, «promover cambio de hábitos» . El concejal Enver Aznar manifestó que «habrá que hacer mucha pedagogía y que el nuevo modelo llegue a todos» .

Por parte del grupo de Ciutadans, la portavoz Erika Quintero recriminó al gobierno que no se les permitiera estar en las comisiones de estudio. Por otra parte, cuestionó que el modelo puerta a puerta sea el más adecuado: «nosotros apostamos por el modelo de contenedores y gestión indirecta, al tiempo que incrementar la bonificación para incentivar que se recicle más».

Por parte del PSC, el concejal Gerard Llobet anunció el no a la propuesta, para «denunciar el poco margen para estudiarla». El concejal argumentó que «no nos cerramos a nuevos modelos de recogida, ni a la incorporación de nuevos trabajadores», pero reprochó que sea «la única propuesta de modelo que se ha puesto sobre la mesa».

Fuente:
Sostenible.cat

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *