Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La empresa gestionó el año pasado 276.500 frigoríficos en su planta de Angers, la mayor unidad especializada en el tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) en Francia.

frigoríficos

La descontaminación de los aparatos frigoríficos en desuso es esencial ya que los gases refrigerantes que contienen tienen un potencial de calentamiento global hasta 10.000 veces superior al CO2. Algunos de los gases fluorados (CFC / HFC) están todavía presentes en el 34% de los equipos recogidos. Además, una vez finalizada la descontaminación, los materiales que componen estos electrodomésticos son reciclados, lo que permite preservar los recursos naturales y fabricar nuevos productos.

En la localidad de Angers, la empresa Veolia gestiona la mayor instalación de reciclado de residuos electrónicos de Francia.

En 2016, Eco-systèmes, una organización autorizada por las autoridades francesas para la recogida y gestión de electrodomésticos, recuperó 1,6 millones de frigoríficos en todo el país. Del total, envió 276.500 grandes electrodomésticos a la planta de Veolia, el 17% del total. La empresa recuperó de estos residuos 14.678 toneladas de materiales, el 58% acero, el 5% metales no ferrosos y el 20% plástico.

En general, la planta de Angers ha alcanzado tasas de reciclaje del 94% para los grandes electrodomésticos, 88% para las pantallas (tabletas, pantallas planas y catódicas) y 91% para los pequeños electrodomésticos (hervidores, secadores de pelo, etc.).

El reciclaje crea empleo

En total, la recolección y reciclaje de equipos eléctricos y electrónicos genera en Francia 7.000 puestos de trabajo, de los cuales 1.800 son a través de programas de inclusión social. En la instalación de Angers de Veolia trabajan 200 personas, 48 de las cuales tienen algún tipo de discapacidad. El Grupo les ofrece formación en desmantelamiento y clasificación y los apoya en todo el programa de inclusión social.

“Los materiales utilizados en equipos eléctricos y electrónicos son demasiado escasos para ser utilizados una sola vez. La planta de Angers transforma grandes aparatos frigoríficos en materias primas recicladas, que luego se convierten en nuevos productos de consumo”, dijo Eric Wascheul, director de Operaciones de Veolia Electricidad y Equipos Electrónicos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *