Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La filial francesa de la compañía española se adjudica por 180 millones de euros la construcción y operación de un centro que incorporará la más novedosa tecnología de tratamiento de residuos.

Recreación de la planta de residuos de Urbaser en Tryfil
La planta estará perfectamente integrada en el entorno

Urbaser, a través de su filial Urbaser Environnement en Francia, ha resultado adjudicataria para la realización del diseño, construcción, explotación y mantenimiento de la futura unidad de tratamiento de residuos sólidos urbanos de Trifyl, entidad pública que comprende 363 municipios y responsable de la gestión de residuos de 327.000 habitantes.

El contrato representará un total de 180 millones de euros con una inversión de 95,5 millones de euros, y tendrá una vigencia de 8 años y 10 meses comenzando su actividad en el presente año.

La planta diseñada por Urbaser tratará anualmente 91.000 toneladas de residuos urbanos, 11.000 toneladas de residuos de alto poder calorífico procedentes de los puntos limpios, así como 8.000 toneladas de biorresiduos. Además, permitirá la inyección de 63.900 MWh a la red de gas natural, la producción de 21.000 toneladas anuales de combustible sólido recuperado (CSR) y la producción de 7.500 toneladas de compost de gran calidad procedente del tratamiento de los biorresiduos.

Con el fin de cubrir las necesidades energéticas del proceso, a la vez que se reducen los rechazos de la instalación enviados a vertederos, la instalación dispondrá de una caldera de CSR que permitirá el autoconsumo de 12.000 toneladas de este producto junto con parte del biocombustible producido. Las 9.000 toneladas restantes, de alta calidad y muy alto poder calorífico, serán consumidas por la industria cementera.

Innovación tecnológica

La planta ha sido concebida para minimizar el rechazo y maximizar la valorización material y energética del residuo mediante la combinación de varias tecnologías en la misma instalación, maximizando la optimización de los recursos. Como innovación tecnológica, la construcción estará dotada de dos procesos de tratamiento independientes; el primero de ellos contará con dos líneas de tratamiento y se encargará de la separación de los residuos y el tratamiento mecánico y biológico de los residuos sólidos urbanos, así como de la producción de CSR (combustible derivado de residuos). El segundo proceso estará destinado al tratamiento y valorización de los residuos orgánicos.

Del mismo modo, Urbaser ha diseñado una instalación de nueva generación que utiliza la tecnología de digestión anaeróbica Valorga, que extrae todo el potencial energético contenido en la fracción orgánica de los residuos domésticos.

Está previsto que el diseño de la planta encaje perfectamente en su entorno, ya que su moderno estilo incluye una ruta de aprendizaje para todos los públicos, para conocer y descubrir más sobre la actividad llevada a cabo en la instalación, en los procesos de reciclaje y en la economía circular.

Urbaser Environnement suma a la futura gestión de la unidad de tratamiento de Tryfil, la reciente adjudicación de la planta de valorización energética de Isséane ubicada también en Francia. Esta última, referente mundial en el sector de tratamiento de residuos, fue construida en 2008 siguiendo criterios de alta calidad ambiental y es modelo de integración urbana. Cuenta con un sistema de tratamiento de gases que genera unas emisiones muy inferiores a los límites permitidos por la UE, siendo así un ejemplo en Francia.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *