La industria europea del plástico reclama un impulso al reciclaje químico para alcanzar un 30% de contenido reciclado en los envases en 2030