Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La organización ecologista lanza la campaña “Maldito plástico” para reclamar a las empresas “que no eludan su responsabilidad sobre los productos que venden”.

Informe y Campaña de Greenpeace contra los residuos de envases plásticos
Si los envases plásticos no se reciclan acaban en vertederos o abandonados en el medio ambiente. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La tasa de reciclaje de envases de plástico en España alcanzó un 25,4% en el año 2016, según un informe que acaba de publicar Greenpeace. El resto terminan enterrados, incinerados o directamente arrojados al medio natural y, en todos estos casos, contaminando el medio ambiente.

En la Unión Europea se estima que acaban en los océanos, entre 150.000 y 500.000 toneladas de residuos plásticos cada año. Esta cantidad supone solo una pequeña parte de la basura marina del mundo, y el consumo de productos de plástico desechable sigue creciendo. Estos plásticos que no se recuperan o reciclan  acaban arrojados al medio natural o contaminando los cursos fluviales de agua, playas y finalmente el mar.

Bolsas, tazas, cubiertos, pajitas, envases de plástico, etc. son una grave fuente de contaminación ya que, en muchos casos, acaban convertidos en microplásticos como consecuencia de su rotura en pequeños trozos. Este tipo de objetos de plástico son los que aparecen con mayor frecuencia en las playas y suponen aproximadamente el 50% de la basura marina.

Los microplásticos son diminutos fragmentos de plástico de menos de 5 mm que se acumulan tanto en el mar -donde son ingeridos por la fauna marina y entran a formar parte de nuestra cadena alimentaria– como en el medio terrestre, donde su concentración podría ser aún mayor, según algunas investigaciones recientes. Sus consecuencias hasta el momento no han sido suficientemente estudiadas, si bien ya hay estudios que aseguran que los microplásticos presentes en el medio marino contienen bacterias tóxicas.

Desde Greenpeace apuntan a la responsabilidad de “las marcas y empresas que fabrican, que distribuyen y venden estos productos de usar y tirar (de plástico y otros materiales). Ellas tienen la obligación legal de recuperar y reciclar el 100% de los envases vendidos, sin embargo, vemos que no sucede. Al no hacerse cargo de esta obligación, esto supone un ahorro para estas empresas y un sobrecoste para la ciudadanía, que paga la recuperación y tratamiento de estos residuos. Además, por supuesto, es un grave problema ambiental”.

Por eso, la organización ecologista ha lanzado la campaña “Maldito plástico” con la que pretende “dar a conocer quiénes se benefician del actual sistema de gestión de residuos y de un modelo de consumo insostenible”. Al mismo tiempo que piden a las marcas y empresas que “no sigan eludiendo su responsabilidad en los productos que venden y dejen de volcar en la ciudadanía sus obligaciones”.

 

One Response to “La tasa de reciclaje de envases plásticos en España es del 25%, según un informe de Greenpeace”

  1. Mario Rodríguez, Responder

    He leído los artículos de Greenpeace sobre los residuos de los plásticos y su repercusión en el medio ambiente. Estoy de acuerdo en que son un verdadero problema. Será muy difícil eliminarlos pues han entrado en nuestras vidas para quedarse. Hago una propuesta complementaria y que no veo en vuestros artículos. Se trata de la posibilidad de compensar económicamente a los que lleven los plásticos a reciclar. ¿De dónde saldría el dinero para esa compensación? Los gobiernos ponen impuestos por cualquier cosa. Esta sería una tasa a las empresas que producen los plásticos y que sería recuperable al retornar el material para su reciclado, si no toda, sí una buena parte de ella. Debería haber un control exhaustivo para evitar el fraude. Esta tasa habría de ser suficiente para que hiciese atractiva realizar la labor del retorno. Este sistema, por sí solo, probablemente no solucionará el problema pero sí conseguiría recuperar para el reciclaje gran cantidad del plástico que hoy es abandonado en el medio ambiente.
    No se alcanzará el objetivo de reciclaje al 100%, si lo dejamos al voluntarismo de los que llevan los plásticos a reciclar sin ninguna compensación., y seguiremos viendo plásticos tirados por cunetas, descampados, mares, bosques…
    Otra medida complementaria sería prohibir los productos que no fuesen 100% reciclables.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *