Su objetivo es reconocer cualquier problema de diseño que pueda impedir la detectabilidad de un envase específico durante el proceso de clasificación y que lo haga terminar en un flujo diferente al que le corresponde.

Línea de clasificación de envases
Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La organización europea para la reciclabilidad de los envases de plástico Recyclass ha publicado el «Protocolo de evaluación de la clasificación de envases de plástico», una práctica estándar orientada a evaluar el comportamiento de un producto de plástico durante el proceso de clasificación. Está destinado a cualquier empresa que desee analizar la clasificabilidad de sus envases, en línea con los principios de diseño para el reciclaje.

La reciclabilidad debe verificarse en cada paso del proceso de reciclaje y la evaluación de la clasificabilidad de los envases de plástico desempeña un papel importante a la hora de afirmar si un producto es reciclable y en qué medida. Siguiendo la definición de reciclabilidad, un producto de plástico puede considerarse reciclable no sólo si se recoge, se recicla en un proceso comercialmente disponible y se utiliza en la fabricación de nuevos productos, sino también cuando se clasifica en un flujo agregado.

«Es necesario un enfoque holístico de la reciclabilidad», afirma Vincent Mooij, director de SUEZ.circpack. Para, Martine Brandsma, directora de NTCP, «el ‘Protocolo de clasificación de envases de plástico’ complementa los protocolos de evaluación de la reciclabilidad». Y añade: «La puesta en común y la aplicación de las mejores prácticas y normas en la recogida y clasificación, así como su armonización en toda Europa, deben seguirse ahora si queremos ir más allá en el diseño para el reciclaje.»

Con este propósito, RecyClass ha desarrollado junto con SUEZ.circpack y NTCP un protocolo estandarizado que evalúa a escala industrial el comportamiento de clasificación de los envases de plástico para los flujos de reciclaje de PE flexible, PP flexible, botellas de PET, bandejas de PET, PP rígido, HDPE rígido y PS rígido.

Su objetivo es reconocer cualquier problema de diseño que pueda impedir la detectabilidad de un producto específico y que lo haga terminar en un flujo diferente debido, por ejemplo, a una etiqueta grande o a una funda que estén hechas de un polímero diferente al del cuerpo principal del producto.

Lo que hace que este Pprotocolo sea completo es que incluye todos los pasos que intervienen en la recogida, el transporte y la clasificación, empezando por la compactación de los residuos de envases y terminando por la detección por infrarrojo cercano. Este enfoque global es indispensable para evaluar adecuadamente el comportamiento de clasificación de los envases.

El protocolo de clasificación proporciona una metodología de prueba con procedimientos detallados y métodos de muestreo. Para evaluar la viabilidad y los aspectos operativos del protocolo se realizaron pruebas en las líneas de clasificación de Suez y en el Centro de Pruebas de NTCP.

Cualquier empresa interesada en un análisis por parte de un tercero de la clasificabilidad de sus envases para identificar posibles problemas de clasificación puede ponerse en contacto con RecyClass para recibir más detalles sobre el proceso.

Además, RecyClass espera colaborar con otros centros de clasificación de toda Europa. Cualquier organización interesada puede solicitar convertirse en un centro de clasificación acreditado.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *