Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Este prototipo de planta artesanal ha sido diseñado por un grupo de estudiantes de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales, con el fin de que el agua utilizada vuelva a ser un recurso en el hogar, oficinas, colegios, industria, entre otros.

Planta artesanal para reutilización de aguas grises
Detalle de la planta artesanal. Los tres tanques se muestran interconectados. Fotografías: Agencia de Noticias UN.

Mediante tres tanques plásticos interconectados por tuberías adaptadas al sistema de acueducto convencional o a la zona de desagüe, las aguas residuales de lavamanos, ducha, cocina y lavadora se pueden reutilizar después de un proceso de purificación.

La función de cada tanque de almacenamiento está relacionada con las tres etapas de filtración por la que debe pasar el recurso hídrico después utilizarlo. Para ello, como aseguraron los inventores, Camilo Cardona y Sebastián Buchely, se requiere de agentes químicos, naturales o industriales.

Utilizamos carbón activo, capaz de cargar eléctricamente, es decir, atraer las partículas orgánicas del agua gris; incluso, se puede hacer con este mismo material, pero en su presentación vegetal”, detalló el estudiante Cardona.

El proceso de purificación continúa con la implementación de gravilla y arena para colar los residuos sólidos, además de algodón y gasa, que ejercen la misma función a medida que el agua corre de un depósito a otro.

No apta para consumo humano

Los estudiantes precisaron que las aguas grises contempladas en su propuesta no sirven para consumo humano, debido a que las cargas orgánicas podrían ser contraproducentes para el organismo.

No obstante, todo el fluido puede usarse para el jardín, lavado de coches, desagüe del baño, entre otras labores cotidianas que requieran la inversión de este servicio tan escaso en épocas de intensa sequía, como el fenómeno de El Niño.

Precisamente, los exponentes del proyecto afirmaron que este tipo de sistemas son diseñados para disminuir el consumo del líquido, así como sus vertimientos al sistema de alcantarillado, que termina afectando el ecosistema de ríos, quebradas o lagos, especialmente en ciudades que carecen de plantas de tratamiento de aguas residuales.

Otros beneficios relacionan este tipo de plantas con una solución viable y económica para las zonas rurales que no cuentan con un sistema óptimo de acueducto, así como para regar pequeños cultivos.

Sin embargo, los autores del diseño alternativo precisaron que se necesita un espacio para ubicarlo, como el patio o garaje, propicio para hacer este tipo de montajes.

No obstante, cuando no se realiza bien el proceso de purificación, el producto final puede conservar bacterias o materia orgánica que generarían malos olores y, por ende, afectaría el ambiente del lugar.

En el mercado existen otros sistemas prefabricados para realizar el proceso de saneamiento del agua con ahorros que podrían oscilar entre un 30% y 45%; dicha medida varía según el uso.

Por último, los estudiantes sostuvieron que este es un método opcional para reciclar el recurso hídrico.

Fuente: Agencia de Noticias UN

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *