Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Investigadores de la Universidad de Sevilla ha construido un sistema ecológico de depuración de agua de bajo coste como alternativa a las depuradoras convencionales. Ya se ha instalado en zonas desfavorecidas de países como Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

Investigadores sevillanos desarrollan un sistema de depuración de aguas residuales de bajo coste con piedras y escombros
Canal de saneamiento hecho con piedras y escombros. Foto: US

Investigadores de la Universidad de Sevilla han patentado un sistema de transporte y tratamiento de agua que consiste en un canal de escombros y piedras organizadas por tamaños según la diagonal del canal, donde el agua toma el oxígeno directamente de la atmósfera mientras circula por un circuito natural de intercambio entre la masa de agua y el exterior.

Este sistema de saneamiento ecológico, que se presenta como alternativa a las depuradoras convencionales, ya se ha puesto en marcha en zonas desfavorecidas de países como Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, entre otros, de la mano de los alumnos del Máster Propio en Ingeniería del Agua de la universidad.

“La población puede construir su propio sistema de saneamiento de agua, lo que evita el consumo de aguas negras contaminadas y disminuye el número de enfermedades relacionadas con este problema”, explica Julián Lebrato, director del grupo de investigación de Ingeniería del Agua Posible, Tratamiento del Agua, Saneamiento, Abastecimiento (TAR)

Este sistema también puede aplicarse en instalaciones de depuración de aguas residuales urbanas para mejorar su eficiencia energética y fiabilidad, puesto que evita los atascos de los sistemas de depuración.

Así, en un artículo científico publicado en la revista Ecological Engineering, los investigadores de la Universidad de Sevilla muestran humedales de tratamiento subsuperficial antiobstrucción que han desarrollado en la Planta Experimental de Carrión de los Céspedes (PECC), en Sevilla.

Depuradoras artesanales

El grupo TAR investiga otras estructuras para aprovechamiento de agua como el Sistema Escalonado para Tratamiento de Aguas Residuales (SETAR). En este prototipo en escalera, el agua arrastra aire de la atmósfera al caer de un escalón al siguiente aumentando la cantidad de oxígeno, y va perdiendo carga contaminante de manera progresiva al circular entre las piedras que rellenan cada escalón.

Un sistema para la eliminación de patógenos en aguas residuales de manera natural en una laguna, un huerto a partir de terreno pobre y arenoso utilizando el compost generado en las depuradoras, y la reutilización de agua residual previamente tratada para generar proteínas animales alimentarias, son algunas de las estructuras diseñadas por estos investigadores en el Centro Educativo Experimental de Blanco White (Sevilla).

Producción de biogás

En Blanco White, estos científicos trabajan también con lodos o fangos de depuradoras de aguas residuales urbanas para aumentar la producción de biogás. Estos residuos se almacenan en tanques cerrados para convertir la materia orgánica en compost o abono que se reutiliza más tarde en agricultura y recuperación de suelos. Durante este proceso, se genera un biogás (60% de metano y 40% de CO2) con el que se produce energía eléctrica y que tiene propiedades similares al gas ciudad de consumo doméstico.

La propuesta del grupo TAR es incorporar a estos lodos otros residuos ricos en materia orgánica procedentes de vertederos o de industrias de productos alimenticios, por ejemplo, para incrementar la producción de biogás.

“Esto optimizaría el funcionamiento de las depuradoras de aguas tanto urbanas como industriales y podría suponer un ahorro también en la factura del agua de los ciudadanos”, comenta Lebrato.

Fuente:
Sinc

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *