Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El gobierno saliente de Noruega da por terminado los anunciados planes para capturar dióxido de carbono y almacenarlo bajo tierra debido a los crecientes costos y retrasos. Aunque también ha anunciado que siguen comprometidos con la investigación sobre la captura de carbono.

Centro Tecnológico de Mongstad
Centro Tecnológico de Mongstad. Foto: TCM

«Tanto a nivel nacional como internacional, el desarrollo de tecnologías de captura y almacenamiento de CO2 ha tomado más tiempo, ha sido más difícil y más costoso de lo esperado», dijo a los periodistas el ministro de Petróleo y Energía Ola Borten Moe.

El proceso fue patentado en los años 1930, y se reconoce que es una de las tecnologías más importantes disponibles para hacer frente a las emisiones de gases de efecto invernadero.

El primer ministro Jens Stoltenberg y sus aliados perdieron las elecciones generales celebradas este mes frente a los conservadores y centristas, y deben abandonar el gobierno en breve.

Mongstad ya se había topado con dificultades.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *