Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La planta de Ecointegra está gestionada por el Centro Especial de Empleo Aspace, y en ella, 60 personas, la mayoría con algún tipo de discapacidad, trabajan en el reciclaje de varias clases de electrodomésticos.

Inauguración de la planta de reciclaje de electrodomésticos de Ecointegra en Aoiz

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, y la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García, participaron este martes en la inauguración de la nueva nave de reciclaje de electrodomésticos que gestiona Aspace, Centro Especial de Empleo, en la planta Ecointegra ubicada en la localidad de Aoiz.

En el acto de inauguración, Miguel Laparra destacó la labor de Aspace en la integración social de las personas con parálisis cerebral o trastornos afines, desde hace más de 40 años: “Cobra especial relevancia la labor desarrollada para la integración a través del empleo”. En sus once años de funcionamiento, la planta de Aoiz ha multiplicado por cuatro su número de personas empleadas, llegando hasta los actuales 60 trabajadores, el 94% con discapacidad.

En esta planta se gestionan tres tipos de electrodomésticos: aparatos de frío, monitores con tubo de rayos catódicos y una última línea dedicada el pequeño y gran electrodoméstico.

Ecointegra Aoiz recibe material para reciclar de todo el norte de España y desde el pasado año, también desde Aquitania (Francia), lo que ha supuesto un importante aumento en la actividad. En 2017, la planta recicló 7.900 toneladas de residuos electrónicos: 10% en forma de materiales no férricos, 12% en forma de plástico y el 36% en forma de material férrico. Solo un 5% del peso del material que entra en la planta se lleva para su eliminación, un porcentaje que además se pretende reducir.

De Residuo a Recurso

El trabajo de la planta de Aoiz se alinea con el Plan de Residuos de Navarra (2017-2027) aprobado por el Gobierno de Navarra y en vigor desde 2016, y con la normativa europea de prevención y gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Con la recogida y preparación de estos aparatos en la planta de tratamiento se ofrece una segunda vida a los RAEE, aprovechándolos como materiales y convirtiéndolos de nuevo en recursos, completando así el ciclo que promueve la economía circular.

La planta de Ecointegra ha ampliado sus instalaciones al diversificar la actividad a nuevos tipos de aparatos que obligaban a reorganizar los materiales en un espacio más amplio.

Las nuevas instalaciones, que disponen de 2.215 m² útiles, permitirán reorganizar los movimientos de los materiales de manera que, por ejemplo, se separen las zonas de paso de carretillas y de personas. Dispone de dos muelles de descarga exteriores y dos boxes para descargas a granel que se suman a las instalaciones iniciales.

Además, supone duplicar la superficie anterior de la planta, lo que traerá consigo un aumento considerable de los puestos de trabajo para las personas con discapacidad.

Doble beneficio social

El vicepresidente Laparra subrayó el doble beneficio social que supone la inclusión a través del empleo: “se reconoce a las personas con diversidad funcional como sujetos de derecho y su visibilidad social, haciendo valer sus capacidades. Por otro lado, el empleo implica un empoderamiento de los individuos, construyendo su responsabilidad como ciudadanos y contribuyendo a la mejora de su autonomía personal, con unos ingresos fruto de su trabajo, alejándonos de planteamientos puramente asistencialistas”.

Miguel Laparra también recordó la responsabilidad de toda la sociedad, desde la administración, a las empresas, a profesionales y a la ciudadanía en general, que necesita tomar conciencia y responder a las medidas positivas de cara a la contratación de personas con discapacidad.

En este sentido, volvió a resaltar la iniciativa de Aspace, “que permite el acceso al trabajo a personas con diferentes capacidades apostando por la calidad y por la expansión territorial, ofreciendo oportunidades en buena parte de la geografía navarra”.

El Gobierno de Navarra, a través del Servicio Navarro de Empleo, subvenciona la actividad de los Centros Especiales de Empleo (CEE) gestionados por la Fundación Aspace, con un importe total de 1.629.211,86 euros, destinados a financiar la orientación laboral, inversiones y parcialmente los salarios y la seguridad sociales de los y las trabajadoras con discapacidad.

Este proyecto se ha podido llevar a cabo con la colaboración del Gobierno de Navarra, del BBVA, de la Fundación Geoalcali y de la Fundación Once.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *