Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La instalación, que contará con una inversión de casi 42 millones de euros, tendrá capacidad para gestionar toda la materia orgánica recogida de forma selectiva en la ciudad.

Aprobada la construcción de una nueva planta de compostaje en Valdemingómez (Madrid)
La portavoz municipal, Inmaculada Sanz, durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno

El Parque Tecnológico de Valdemingómez, en Madrid, contará con una nueva planta de tratamiento y compostaje de materia orgánica gracias al contrato aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Tal y como informó la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, el texto contempla la redacción del proyecto constructivo, la ejecución de la obra y su explotación durante un periodo de tres años, con posibilidad de prórroga por dos años más.

La inversión ascenderá a 41,9 millones de euros, y está previsto que la obra comience el 1 de julio de 2020. El desglose de este presupuesto se realizará de la siguiente manera: 272.250 euros para la redacción del proyecto; 31,7 millones de euros para la construcción de la planta, que se ejecutará en doce meses; y 9,9 millones de euros para su explotación durante los tres primeros años.

Con esta nueva infraestructura se garantizará el tratamiento del total de la materia orgánica procedente de la recogida selectiva que comenzó en el municipio de Madrid el 1 de noviembre de 2017. Este servicio estará implantado, a partir del 1 de diciembre, en todos los distritos de la ciudad con excepción de Centro, al que llegará en 2020. De esta manera, también se avanzará en el cumplimiento del objetivo comunitario de reciclaje del 50% de los residuos municipales y se avanzará en el objetivo de reducción del vertido al 35 % previsto en el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos.

La nueva planta de Valdemingómez podrá realizar, mediante un proceso versátil, modular y altamente automatizado, el compostaje de 102.490 toneladas de residuos orgánicos al año, con el que se cierra el ciclo de la gestión de la materia orgánica.

La solución tecnológica elegida para la construcción de esta nueva planta garantizará un nivel de calidad del producto obtenido en el reciclaje (compost) suficiente y necesario para facilitar su utilización como enmienda orgánica o fertilizante en suelos. Con la recuperación por separado de la materia orgánica, también se evita la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero y de malos olores y se mejora la recogida selectiva del resto de los residuos reciclables.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *