Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El texto contempla entre sus medidas el cierre progresivo de la incineradora de Valdemingómez, la generalización de la recogida selectiva de materia orgánica o el impulso de la prevención y la reutilización.

Madrid elabora su estrategia de prevención y gestión de residuos

El Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha elaborado la Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos 2018-2022, que contempla una profunda transformación de la recuperación y tratamiento de residuos con el objetivo de poner las bases para alcanzar en un futuro el residuo cero y la economía circular.

Se abre ahora un periodo de información y participación pública hasta su aprobación inicial en Junta de Gobierno, que dará pie al proceso oficial de alegaciones. La próxima semana, los días 3 y 4 julio, el Área de Medio Ambiente y Movilidad organiza unas jornadas para dar a conocer el contenido de la Estrategia, y debatir sobre el futuro y los retos de la gestión de residuos.

La Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos es la herramienta destinada a la transformación de la gestión de los residuos de la ciudad de Madrid con el objetivo de minimizar los que se producen y gestionar mejor los que se generen, tratándolos como recurso; de este modo, se reduce el impacto ambiental de los mismos. La Estrategia tiene un presupuesto hasta 2022 de 1.554 millones de euros.

Este programa proyecta la recogida selectiva de la materia orgánica para el 100% de la ciudadanía, así como de las empresas de la ciudad de Madrid; impulsa el agrocompostaje y el aprovechamiento de este recurso; introduce más fracciones para recogida selectiva y avanza hacia la reutilización de los objetos para que tengan una segunda vida.

Otros de los objetivos del plan, en línea con la normativa nacional y europea, son reducir los residuos generados en un 10% en 2020, respecto a 2010; llegar a un 50% de preparación para la reutilización y el reciclaje de las fracciones reciclables en 2020, frente al 19,6% actual; depositar un máximo del 35% de los residuos en vertedero y alcanzar un 2% de reutilización en residuos textiles, RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) o muebles.

El Ayuntamiento se ha fijado reducir la incineración un 50% en 2022, con un horizonte de eliminación de esta técnica en 2025

Además, el Ayuntamiento de Madrid se ha fijado reducir la incineración en un 50% en 2022, con un horizonte de eliminación de esta técnica en 2025. Se elaborará un plan de cierre al término de la vigencia del contrato de la incineradora de Valdemingómez que estudie en profundidad las necesidades, infraestructuras y servicios necesarios para alcanzar el residuo cero y la economía circular.

Para conseguir esta reducción de la incineración y la mejora de los indicadores, la ciudad de Madrid tendrá que hacer un esfuerzo importante durante los próximos años, pues parte de unas tasas de recuperación bajas en relación a otras ciudades, que tienen implantada la recogida selectiva orgánica desde hace años y un mejor sistema de gestión.

Objetivos de la Estrategia

La Estrategia cuenta con una serie de objetivos estratégicos. En primer lugar, prevé implantar un modelo de gestión basado en la participación ciudadana para dinamizar el compromiso social y ambiental de los vecinos y vecinas.

Se fomentará además entre todos los sectores económicos la trasformación de residuos en recursos impulsando la innovación, la competitividad y la creación de empleo de calidad.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Madrid liderará el cambio en la gestión de residuos a través, entre otras medidas, de la compra pública y la contratación de servicios.

Otro objetivo pretende concienciar sobre el coste de la gestión de residuos y avanzar en instrumentos económicos que incentiven la prevención, la reutilización y el reciclaje, además de penalizar la producción de residuos.

Actuaciones

La Estrategia de residuos marca como prioritarios la prevención y la reutilización. Propone el apoyo a iniciativas de la economía social y solidaria -que está trabajando activamente en la reparación y reutilización- para reducir los residuos y conseguir buenos rendimientos sociales y laborales.

Incluye la recogida selectiva de la materia orgánica en toda la ciudad y la promoción de compostaje comunitario y el autocompostaje, aumentando hasta 150 los nodos de compostaje de Madrid, además de promover la concienciación sobre compostaje en huertos escolares, promover el compostaje doméstico y en los huertos.

También se potenciará el programa de reutilización y recuperación de ropa y textil, continuando con la recogida a domicilio y aumentando los puntos de recogida. Asimismo, se transformarán los puntos limpios para asegurar la reutilización de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y otros residuos susceptibles de tener una segunda vida. Igualmente se quiere aumentar significativamente la recuperación y reutilización de muebles y enseres, e iniciar la recogida separada de juguetes. También se incentivará el uso de vajillas reutilizables en eventos públicos.

La Estrategia del Ayuntamiento de Madrid prevé la creación de una Agencia de Prevención de Residuos y Economía Circular

Entre las actuaciones previstas figura el desarrollo de campañas específicas en colaboración con sectores económicos sobre residuos concretos para su prevención o la lucha contra el desperdicio alimentario, para lo que se realizará un diagnóstico de la comida que se tira en la ciudad de Madrid y se elaborarán guías de buenas prácticas.

Se mejorará también la recogida selectiva de papel-cartón y vidrio mediante el establecimiento de frecuencias mínimas de recogida y la ampliación y mejora de la recogida puerta a puerta para el sector comercial. Además, en el caso del papel-cartón se mejorarán los sistemas antihurto, con acuerdos con el sector de recuperadores para que no admitan papel-cartón de origen no comprobado y con mayores inspecciones a estas instalaciones.

Además, se estudiará cómo incentivar a los ciudadanos que acudan a los puntos limpios por su colaboración en la reutilización y reciclaje. Y se incrementará el número de puntos limpios de proximidad.

Tratamiento de residuos

El plan de Residuos contempla una importante transformación del Centro Tecnológico de Valdemingómez que mejore las tasas de recuperación de materiales, el tratamiento del 100% de los residuos, la reducción hasta la eliminación de la incineración, y un mejor aprovechamiento de los recursos recuperados como el biogás, a la vez que mitigue de manera significativa el impacto de olores.

El objetivo a corto plazo para la ciudad de Madrid es alcanzar el 35% de vertido para 2020, lo que se espera conseguir con las diferentes medidas de mejora de las recogidas selectivas y de recuperación de materias en las plantas de tratamiento.

Más transparencia y sensibilización ciudadana

Para informar y dinamizar este proceso transitorio, se creará la Agencia de Prevención de Residuos y Economía Circular que reforzará las medidas de prevención y reutilización de residuos. También se establecerá una plataforma de información de residuos de Madrid que compile, analice y traslade a la ciudadanía información relevante y datos concretos sobre generación de residuos, actividades de prevención, sistemas de gestión y tratamiento y costes de los mismos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *