Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El esquema ISCC es uno de los primeros sistemas reconocidos por la Comisión Europea para comprobar el cumplimiento de los requisitos de sostenibilidad de la Directiva sobre energías renovables.

Grupo Layna obtiene la certificación ISCC en su planta de biocarburantes

Grupo Layna es la primera empresa española de gestión de residuos en certificar su planta de Horche (Guadalajara) dedicada a la fabricación de biocarburantes avanzados, a partir de los residuos generados de sus clientes, bajo el esquema europeo ISCC, el cual es uno de los primeros sistemas reconocidos por la Comisión Europea para comprobar el cumplimiento de los requisitos de sostenibilidad de la Directiva sobre energías renovables (Renewable Energy Directive- RED) de la Unión Europea.

Para el año 2030 la nueva Directiva de Renovables (RED2) impone una obligación a los proveedores de combustible para que, al menos, el 14% de los carburantes empleados en sector del transporte sea renovable, pudiendo incluirse tanto los biocarburantes convencionales como los combustibles líquidos producidos a partir de flujos de residuos que no son adecuados para la valorización de materiales. En este caso, cuando los biocarburantes provengan de desechos o residuos orgánicos, así como de materias celulósicas no alimentarias y material lignocelulósico, se considerará para su cómputo, equivalente al doble de otros biocarburantes.

Mediante este proceso de valorización, se reduce la cantidad de residuos que acaban depositados en el vertedero, por lo que la ISCC está garantizando que el biocarburante producido supone una reducción de al menos el 98% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), frente aquellos procedentes de fuentes fósiles.

De esta forma el esquema ISCC certifica que se cumplen los requisitos de sostenibilidad, en cuanto a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y a la procedencia de la materia prima empleada, así como su trazabilidad, a lo largo de toda la cadena de custodia, desde la recogida en las instalaciones de sus clientes, hasta su transformación en biocarburante, lo que ratifica la postura del Grupo Layna por la economía circular y la sostenibilidad medioambiental.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *