En las dos ediciones anteriores, la empresa vizcaína consiguió recoger en total 24.000 sartenes, que posteriormente se enviaron a gestores autorizados para la recuperación de sus materiales.

Nueva campaña de reciclaje de sartenes de Inoxibar

El fabricante de menaje de cocina Inoxibar abre su tercera campaña anual de reciclaje de sartenes, que arrancó el pasado 20 de mayo y finalizará el 20 de julio. Un año más, el objetivo es conseguir recoger el máximo de sartenes viejas para reciclar y reutilizar los compontes.

Conscientes de que el reciclaje de sartenes -y del menaje en general- es una asignatura pendiente, en 2019 la empresa creó esta iniciativa. En la pasada edición consiguió recoger y reciclar 15.738 sartenes, en colaboración con 150 comercios distribuidos en 33 provincias de todas las comunidades autónomas.

Hasta el momento ha logrado evitar que más de 24.000 sartenes viejas acaben en vertederos. Dentro del daño medioambiental que hubiera supuesto tener estas sartenes en los vertederos hay que incluir también el efecto de los materiales de baja calidad que se utilizan en muchas sartenes, con componentes tóxicos e insalubres que acaban en la naturaleza. “El mercado está inundado de sartenes baratas de baja calidad que no duran más de uno, dos, tres meses… y pensamos que medioambientalmente es un despropósito. Nosotros decimos que es tan importante lo que comemos como el menaje con el que cocinamos”, afirma Aitor Marcaide, responsable de Inoxibar.

Para desarrollar su campaña de reciclaje de sartenes, la empresa cuenta con la colaboración establecimientos a pie de calle -pequeños comercios de ferretería y menaje que son clientes habituales de la firma- que constituyen una amplia red de puntos de información y recogida de sartenes viejas. Su labor es informar al público e incentivar la recogida de material inservible, entregando a cambio de cada sartén vieja un descuento especial para sustituirla por otra nueva de la marca.

Este año la campaña tiene como lema “Renueva y Estrena” y se está trabajando para ampliar la red de recogida, logrando que muchas empresas y establecimientos se vinculen. “Trabajamos codo con codo con el pequeño comercio para que lleven la iniciativa a sus localidades y demuestren que son profesionales de estos utensilios de menaje, que conocen lo que venden y que a nivel de descuentos no están tan lejos de las grandes superficies que arrasan con sus promociones”. comenta Aitor Marcaide. En este sentido, la iniciativa une sinergias con el pequeño comercio en una colaboración que permite dinamizar su actividad, algo esencial en los actuales momentos.

Una vez finalizada la recogida, Inoxibar garantiza que todas las sartenes se reciclan. Las recoge y las lleva a sus instalaciones de Bizkaia, desde donde se trasladan a una planta de reciclaje cercana, para que se separen los distintos componentes y se gestionen adecuadamente.

Entre los materiales, el acero inoxidable es lo más fácil de reciclar, aunque la tarea se complica al tener que separar el acero inoxidable del cuerpo del aluminio de los fondos difusores. También se separa la baquelita del mango. Los plásticos se llevan a gestores autorizados para su correcto tratamiento y los materiales metálicos se funden para reutilizar en la fabricación de productos como latas, maquinaria y automóviles, entre otros.

Más allá de estas campañas anuales de recogida y descuento para la compra de una nueva sartén, la empresa ha decidido mantener abierta permanentemente la recogida de sartenes y está valorando la posibilidad de extender la idea a otros artículos de menaje.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *