Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto INNOQUA responde a las necesidades de tratamiento de agua en zonas rurales, ciudades en rápida expansión, industrias agrícolas o en la construcción sostenible.

El proyecto INNOQUA investiga un proceso de biosaneamiento que imita la purificación natural del agua
Miembros del proyecto INNOQUA

Investigadores del centro tecnológico Eurecat participan en el proyecto INNOQUA, que desarrolla una nueva tecnología de saneamiento del agua que imita los procesos de purificación naturales, basada en la capacidad de purificación de las lombrices de tierra, el zooplancton, las microalgas, y la exposición al sol, y que supondrá un importante ahorro de recursos.

El proyecto, puesto en marcha este mes de junio, tiene como objetivo hacer frente al desafío de proteger y mejorar la calidad de los recursos hídricos mediante la promoción de tecnologías de saneamiento sostenibles capaces de llevar a cabo un ciclo integrado de tratamiento del agua.

A lo largo del proyecto, los investigadores de las unidades de Sistemas Inteligentes de Gestión y Sostenibilidad de Eurecat diseñarán una arquitectura TIC de bajo coste para monitorizar y controlar el correcto funcionamiento del sistema de biosaneamiento. Además, Eurecat también aportará herramientas para un ecodiseño de la solución.

INNOQUA es una solución integrada para el tratamiento de las aguas residuales completamente ecológica e innovadora que consiste en varias configuraciones modulares adaptadas a los diferentes mercados y contextos locales.

INNOQUA responde a las necesidades de tratamiento de agua de las comunidades de las zonas rurales de Europa, ciudades en rápida expansión en los países en desarrollo, las industrias agrícolas y constructores de casas sostenibles.

El proyecto, de cuatro años de duración, instalará plantas piloto en 10 países (Francia, Irlanda, Italia, Rumania, Escocia, Reino Unido, Ecuador, Perú, India y Tanzania) para demostrar la viabilidad a largo plazo de las soluciones modulares y localmente sostenibles en condiciones de uso real.

Asimismo, las plantas piloto estarán relacionadas con proyectos de investigación científica, compartiendo la información en tiempo real con los socios investigadores.

“Nuestro objetivo es llevar a cabo una diseminación orientada a explotación para acelerar el acceso a mercado de las tecnologías de purificación a pequeña escala, descentralizadas, de bajo coste y no convencionales tales como las presentadas en INNOQUA”, declara Germain Adell, el coordinador del proyecto europeo.

Adell es un urbanista responsable de gestionar proyectos europeos en Nobatek, una renombrada organización francesa de tecnología e investigación. Nobatek es el líder del consorcio del proyecto INNOQUA, que consta de 20 socios de 10 países ,incluyendo centros de investigación, universidades, empresas de servicios de agua, pymes y ONG.

Este proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación de la Unión Europea Horizon 2020.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *