Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Más de la mitad de las energías renovables consumidas en Euskadi proceden de la biomasa, una fuente que representa “una oportunidad para el uso de recursos energéticos autóctonos y renovables”.

El Gobierno Vasco lanza una iniciativa de apoyo al uso de biomasa forestal
La consejera Arantxa Tapia, en el centro, durante la presentación de la iniciativa de apoyo a la biomasa. Foto: Irekia

El Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco ha presentado su iniciativa de apoyo a la biomasa forestal como alternativa para la producción de energía térmica en instalaciones públicas y establecimientos particulares.

Se trata de una iniciativa enmarcada en el contexto de la Estrategia Energética de Euskadi 2020 y en la política de apoyo a las energías renovables, e impulsada por las viceconsejerías de Industria y Agricultura, Pesca y Política Alimentaria y las entidades públicas EVE y HAZI.

La biomasa en Euskadi

Del total de energía consumida en Euskadi, las energías renovables representan algo más del 7%. Y de ellas, más de la mitad –el 57%– proceden de la biomasa (sin contar los biocarburantes). La consejera Arantxa Tapia ha subrayado que queda margen para su desarrollo: “es ahí donde un recurso como la biomasa forestal puede y debe jugar un papel fundamental en los próximos años, sobre todo, desde la alternativa de producción de energía térmica”.

Elevados recursos forestales

Tapia ha afirmado que la biomasa forestal supone “una oportunidad para el uso de recursos energéticos autóctonos y renovables a un precio competitivo en relación a los combustibles convencionales”.

La consejera ha explicado que las existencias maderables de los bosques vascos superan actualmente los 62,6 millones de m3, más del doble de las existencias de hace 40 años. Euskadi es, por tanto, la comunidad autónoma con mayor densidad de existencias maderables, con una media superior a los 160 m3 por hectárea.

Se trata, a juicio de Arantxa Tapia, de una oportunidad también para el sector forestal ya que se potenciaría la implicación de distintos agentes en la cadena de valor de este proceso.

Los Objetivos de la Iniciativa de Apoyo a la Biomasa son:

  • Alcanzar los Objetivos 20-20-20 en materia energética para el año 2020.
  • Avanzar hacia el autoabastecimiento energético tal y como se recoge en la Estrategia Energética de Euskadi 2020.
  • Generar empleo.
  • Ofrecer nuevos nichos de mercado al sector forestal y de la transformación de la madera.
  • Desarrollar un Know How vasco en materia del uso de la biomasa con fines energéticos, desde el punto de vista de la ingeniería de extracción forestal, transformación y la ingeniería de instalaciones energéticas.
  • Propiciar un mercado para los fabricantes locales de calderas.
  • Disminuir el riesgo de incendios forestales y mejorar la sanidad vegetal en los montes vascos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *