Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Las 16.000 toneladas anuales de arenas de moldeo químico procedentes de las fundiciones del País Vasco, que en la actualidad se depositan en vertedero, podrían incorporarse a la fabricación de hormigones de acuerdo con los resultados del proyecto PISSAM.

El proyecto PISSAM, iniciado por la empresa HORMOR y apoyado por el Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco en el marco de la convocatoria 2015 de “Proyectos de Demostración en Economía Circular”, supondrá, una vez demostrado el comportamiento positivo al envejecimiento acelerado, una primera alternativa sostenible y factible que podría evitar el vertido de las arenas de moldeo químico en su práctica totalidad.

El Plan de Prevención y Gestión de Residuos del País Vasco 2020 recoge que en la actualidad se generan 130.000 toneladas anuales de arenas de moldeo de las que un 66% se depositan en vertedero. Se da la circunstancia de que para las arenas de moldeo químico, que suponen casi 16.000 ton/anuales, no se ha implementado hasta el momento ninguna alternativa de reciclaje.

El proyecto “Productos innovadores en base cemento a partir de la valorización de subproductos siderúrgicos procedentes de arenas de moldeo y escorias de horno eléctrico”, establece alterativas al depósito en vertedero de arenas de moldeo, utilizándolas en aplicaciones de mayor valor añadido.

El proyecto liderado por la empresa Hormigones y Morteros Argote S.A. (HORMOR), en colaboración con el centro tecnológico TECNALIA, analiza la viabilidad tecnológica, económica y ambiental de productos industriales procedentes de los procesos de producción de aceros al carbono y de la recuperación de arenas de moldeo de fundición, para su uso en la fabricación de nuevos hormigones bajo criterios de cierre de ciclos en la actividad constructiva.

En general las arenas de moldeo químico, y más concretamente las de tipo silicato, furánico y fenólico alcalino, son viables técnicamente para su uso como fracción fina en la fabricación de hormigones siderúrgicos. Porcentajes de sustitución del material granular por arenas de moldeo menores del 10%, permiten obtener hormigones tipo HA-25, sin evidencias de retracción, ni influencia en el fraguado del producto final.

Será fundamental el estudio del comportamiento de los productos finales en condiciones de envejecimiento acelerado para garantizar la durabilidad de los hormigones resultantes.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *