Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El acuerdo del Consejo de Ministros para recurrir la norma foral se basa en que esta contiene una regulación más restrictiva que la del Real Decreto estatal sobre reducción del consumo de bolsas de plástico.El Gobierno de Navarra muestra su malestar y asegura que se trata de una ley innovadora para hacer frente a un problema urgente.

Recurso del Gobierno a la ley foral de residuos de Navarra

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes un acuerdo, con informe favorable del Consejo de Estado y con invocación del artículo 161.1 de la Constitución, por el que se solicita la interposición de un recurso de inconstitucionalidad contra los apartados 1 a) y 2 del artículo 23 de la ley Foral 14/2018 de residuos y suelos contaminados, por contravenir la normativa estatal, recogida en el Real Decreto 293/2018, sobre reducción de bolsas de plástico y creación del registro de productores.

El apartado 1 a) del artículo 23 de la ley Foral, con efectos desde el 1 de julio de 2018, contiene una regulación más restrictiva que la del Real Decreto estatal sobre reducción del consumo de bolsas de plástico, ya que la prohibición que la norma Foral establece de dispensar bolsas de plástico en los puntos de venta de bienes o productos excluye únicamente las bolsas de plástico muy ligeras, cuando el Real Decreto del Estado excluye además las bolsas de plástico con espesor igual o superior a 50 micras con un porcentaje igual o mayor al 70% de plástico reciclado.

En cuanto al apartado 2 del artículo 23, con efectos a partir de 1 de enero de 2020, se aprecian otros puntos controvertidos con la regulación estatal:

a) El Real Decreto contempla un horizonte temporal más amplio para prohibir la dispensación de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras, 1 de enero de 2021, mientras que la Ley Foral lo hace a partir de 1 de julio de 2018 para las bolsas de plástico ligeras y a partir de 1 de enero de 2020 para las muy ligeras.

b) La Ley Foral prohíbe a partir de 1 de enero de 2020 entregar en puntos de venta al consumidor cualquier bolsa de plástico a excepción de las que sean de plástico compostable. El Real Decreto permite, además de las de material compostable, las bolsas de plástico de espesor igual o superior a 50 micras que contengan un mínimo del 50% de plástico reciclado.

Malestar en el Gobierno de Navarra

El Departamento de Desarrollo de Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, por su parte, ha manifestado su sorpresa y malestar ante el anuncia de la interposición de un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley Foral de Residuos y su fiscalidad y del que se ha tenido conocimiento a través de la prensa.

La consejera Elizalde considera que «la decisión no está justificada» y que además «no se han respetado los cauces habituales de interlocución entre la Administración del Estado y la Comunidad Foral». Se trata, según el Gobierno navarro, de un norma innovadora que persigue dar respuesta urgente al impacto de las bolsas de plástico sobre el medio ambiente. La titular de Medio Ambiente considera que la ley foral representa un paso decidido hacia la necesaria transición ecológica, que debería contar con el respaldo sin fisuras de la Administración del Estado.

Desde el Gobierno de Navarra se considera que la Ley Foral se ajusta al ordenamiento europeo, sin que haya además vulneración de la Constitución en ello. Además se considera que los plazos establecidos son suficientes para que en 2 años desaparezcan las bolsas en stock del mercado, sin afectar por ello a la estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

Fuente:
Legal Today / Gobierno de Navarra

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *