El Parlamento Europeo quiere impulsar la sostenibilidad promoviendo la reutilización y las reparaciones y poner coto a las prácticas que acortan la vida útil de los productos.

La Eurocámara defiende el derecho a reparar de los consumidore
El Parlamento Europeo quiere más facilidades para poder reparar los productoss. Foto de RF._.studio en Pexels

El Parlamento Europeo ha aprobado esta semana una resolución sobre un mercado único más sostenible en la que se pide a la Comisión que conceda a los consumidores el «derecho a reparar», haciendo que las reparaciones de productos sean más atractivas, sistemáticas y rentables, ya sea mediante la ampliación de las garantías, asegurando la disponibilidad de piezas de recambio o a través de un mejor acceso a la información sobre reparación y mantenimiento.

Los eurodiputados también insisten en aumentar el apoyo a los mercados de bienes de segunda mano, piden que se adopten medidas para hacer frente a las prácticas que acortan la vida útil de un producto -la denominada obsolescencia programada– y respaldan la producción sostenible.

Igualmente, la Eurocámara reitera su demanda de un sistema común de cargadores para reducir los residuos electrónicos y pide que los productos se etiqueten en función de su durabilidad (por ejemplo, con información clara sobre la vida útil estimada de un producto).

Eliminar los obstáculos a la reparación, la reventa y la reutilización

Para fomentar las opciones sostenibles de las empresas y los consumidores, los eurodiputados presionan para que las compras públicas sean más sostenibles, así como para que la comercialización y la publicidad sean más responsables. Por ejemplo, cuando en los anuncios publicitarios se hacen afirmaciones favorables al medio ambiente, se deben aplicar criterios comunes para apoyar esa afirmación, de manera similar a la obtención de certificaciones de etiqueta ecológica. En la resolución también se pide que se impulse el papel de la etiqueta ecológica de la Unión Europea para que la industria la utilice más y para sensibilizar a los consumidores.

Por último, el texto aprobado propone nuevas normas para la gestión de los residuos y la eliminación de los obstáculos jurídicos que impiden la reparación, la reventa y la reutilización. Esto también beneficiará al mercado de materias primas secundarias.

«Ha llegado el momento de utilizar los objetivos del Pacto Verde como base de un mercado único que promueva productos y servicios duraderos por diseño. Para lograrlo, necesitamos un conjunto completo de normas que faciliten decisiones claras y sencillas en lugar de enmiendas técnicas que carecen de valor político y que confunden tanto a los consumidores como a las empresas. Con la adopción de este informe, el Parlamento Europeo envia un mensaje claro: el etiquetado obligatorio armonizado que indica la durabilidad y la lucha contra la obsolescencia prematura a nivel de la UE son el camino a seguir», dijo el ponente David Cormand (Verdes/ALE, FR).

Según una encuesta del Eurobarómetro, el 77% de los ciudadanos de la Unión Europea preferiría reparar sus dispositivos en lugar de sustituirlos; y el 79% considera que los fabricantes deberían estar legalmente obligados a facilitar la reparación de los dispositivos digitales o la sustitución de sus piezas individuales.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *