Se trata de una iniciativa de Ecovidrio para concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de cuidar el planeta con gestos tan sencillos como depositar los envases en su contenedor correspondiente.

Los ecoclásicos de Ecovidrio alzan su voz por el reciclaje

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, la Fundación Lares y la Fundación Santísima Virgen Y San Celedonio, ambas con el objetivo común de mejorar la calidad de vida de las personas mayores, han creado el coro “Los Ecoclásicos” para movilizar a la ciudadanía a ser más sostenibles en el 2021.

Los “Ecoclásicos” son 9 personas con edades comprendidas entre los 75 y los 92 años muy comprometidas con el medioambiente que en la víspera de Navidad unieron sus voces para reciclar la canción “Antes que ver el sol”, de Coti. A través de sus originales estrofas, quieren concienciar a la ciudadanía, especialmente a las nuevas generaciones, de la importancia del cuidado de nuestro planeta y los beneficios ambientales de gestos sencillos como depositar envases de vidrio en los contenedores verdes.

La grabación del tema tuvo lugar en la residencia de la Fundación SVSC. Los integrantes del coro, con el apoyo de Ecovidrio, han recibido durante el mes de diciembre clases de canto en su residencia con el apoyo de profesores. Gracias a la ayuda de estos profesionales, han aprendido a calentar la voz mediante una serie de ejercicios divertidos, técnicas de respiración y modulación de voz y a cantar en grupo, coordinándose entre todos y respetando los tiempos y necesidades de cada uno de ellos.

Además de modificar la letra de la canción para animar a la ciudadanía a reciclar sus envases de vidrio en estas fechas navideñas de gran consumo, Ecovidrio ha lanzado un reto solidario: si el vídeo de los “Ecoclásicos” alcanza el millón de reproducciones, la entidad realizará una donación de 3.000 euros a cada Fundación, destinando un total de 6.000 euros a la iniciativa de “Ecoclásicos”.

En palabras de Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio: “La crisis del coronavirus ha golpeado con especial dureza a los mayores. Hemos querido homenajear tanto a los que se han ido como a los que siguen con nosotros haciéndoles partícipes de este proyecto. Ellos fueron los primeros recicladores y gracias a su experiencia y su afán por mantenerse activos, son los mejores embajadores para transmitir a las nuevas generaciones la necesidad de crear un mundo mejor”.

Por su parte, Carmen Herrador, terapeuta ocupacional de la Fundación SVSC y coordinadora del voluntariado, señala que “desde la Fundación hemos acogido esta iniciativa con gran alegría ya que este tipo de proyectos son muy especiales para nuestros residentes, que este año no han tenido demasiado contacto con el exterior. La música les sirve como fuente de canalización de sus sentimientos en un año tan complejo para ellos. Este tipo de iniciativas contribuyen, no sólo de forma lúdica a mejorar sus vidas sino también les ofrece una causa en la que implicarse y sentirse útiles”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *