Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto financiado con fondos de la Unión Europea EUROC2C CARPETCHAINS («Towards closed loop chains in Europe») puso en marcha un programa piloto de devolución y reciclado de moquetas en el que colaboran fabricantes de suelos, instaladores y empresas de recogida y procesamiento de residuos con el que se espera avanzar en la consecución de dichas prioridades.


Las tendencias actuales apuntan a que la demanda mundial de moquetas crecerá un cinco por ciento anual, mientras que la producción prevista para el año 2016 alcanzará los 18 600 millones de metros cuadrados. Alcanzar una sostenibilidad y rendimiento medioambiental adecuados son por tanto dos prioridades fundamentales de esta industria en expansión.

«Para cerrar el ciclo de producción resulta esencial recoger y procesar las moquetas viejas», explicó Marco van Bergen de Desso, empresa coordinadora del proyecto. «La industria dedicada a la fabricación de moquetas ha operado tradicionalmente de manera lineal, es decir, las materias primas se transforman en el hilo, el envés y el resto de elementos que componen este tipo de recubrimientos para el suelo. Al final de su vida útil se desechan y suelen acabar en incineradoras municipales, hornos de cemento o en vertederos».

Vivimos en un planeta con recursos limitados en el que la economía lineal basada en «la obtención, la fabricación y el desecho» resulta insostenible

El proceso resulta insostenible debido sobre todo a que la gran mayoría de moquetas se fabrica a partir de materiales sintéticos derivados de combustibles fósiles no renovables que en su combustión liberan sustancias nocivas en la atmósfera. «Además -añadió van Bergen-, vivimos en un planeta con recursos limitados en el que la economía lineal basada en «la obtención, la fabricación y el desecho» resulta insostenible. Existen soluciones mejores: remodelar las empresas para que los productos fabricados puedan fabricarse de nuevo de manera circular tal y como ocurre en la naturaleza».

En la sede de la empresa Desso, en los Países Bajos, científicos de EUROC2C CARPETCHAINS construyeron una planta piloto innovadora para seleccionar y separar residuos de alfombrado.

«En un primer paso se determina el tipo de hilo -explicó van Bergen-. Para lograrlo utilizamos un analizador especial que emplea una banda de luz cercana al infrarrojo. En 2009 creamos una técnica de separación innovadora denominada «Refinity» que nos permite separar del envés el hilo y otras fibras. De este modo se obtienen dos materiales principales que pueden reciclarse. Tras una fase adicional de purificación, en la que el hilo alcanza el grado de depuración necesario, éste se devuelve al fabricante para la producción de bobinas nuevas».

«El proceso implica la adición de material virgen adicional para compensar las pérdidas y las ineficacias del sistema. El proceso para el material de poliamida 6 tiene lugar en Aquafil, uno de nuestros proveedores de hilo. Esta empresa es capaz de convertir fibras de poliamida 6 recuperadas tras su uso en moquetas en nuevas bobinas del mismo material para su reutilización».

La capa del envés basada en poliolefinas de Desso, comercializada como EcoBase, se puede reciclar al completo de manera segura, mientras que el betún que se emplea en el envés de la mayoría de las baldosas de moqueta en Europa en la actualidad puede utilizarse en las industrias dedicadas a la construcción de carreteras o tejados. Todas las partes no reciclables se pueden destinar a labores de combustible secundario en la industria del cemento.

Según van Bergen, uno de los resultados clave del proyecto es la recuperación de fibras de poliamida 6 para su reutilización una y otra vez en la producción de hilo nuevo a comercializar bajo la marca ECONYL.

«El trabajo de desarrollo en la instalación piloto no se detiene -añadió van Bergen-. En el futuro se mejorará la eficacia y se añadirán los pasos de purificación necesarios. Estamos prácticamente seguros de que podremos comercializar la tecnología a medio plazo».

EUROC2C CARPETCHAINS recibió cerca de 800 000 euros de financiación europea y llegó a su fin en julio de 2013.

Fuente: Cordis

Foto Portada: Flickr de Chris Chan (cc)

One Response to “CARPETCHAINS, programa piloto para el reciclaje de moquetas y alfombras”

  1. Elena Marín, Responder

    Buenas, nos gustaría ponernos en contacto con vosotros para saber más sobre lo que hacen ya que estamos muy interesados.
    Somos una empresa de diseño de stands.
    Muchas gracias por adelantado.
    Saludos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *