Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

También renovará la flota de vehículos de recogida de envases ligeros con nuevos camiones de gas natural comprimido, más respetuosos con el medio ambiente.

Nuevos contenedores para envases en Bizkaia

La Diputación Foral de Bizkaia va a sustituir los contenedores amarillos de envases ligeros por un nuevo modelo 100% reciclable. Igualmente, ha renovado y adaptado la flota de camiones de recogida de estos residuos, adquiriendo vehículos con combustible GNC (gas natural comprimido) y adaptando parte de la flota existente a un sistema dual gasóleo-GNC.

Estos cambios supondrán una inversión total de 7,8 millones de euros que se realizará a través de la sociedad pública foral Garbiker, encargada de la gestión de los residuos en el territorio, y van a permitir que el servicio gane en eficiencia y en sostenibilidad.

El nuevo modelo de contenedor tiene formas redondeadas y un tronco piramidal que facilita la recogida y la hace más eficiente. Está fabricado en acero al carbono, con un porcentaje de entre el 20% y 40% de acero reciclado y, además, es 100% reciclable.

El hecho de que sea un contenedor metálico le aporta también otras ventajas, como tener una vida útil más larga que los elaborados con materiales plásticos, y resuelve dos problemas a los que se enfrentan otros tipos de contenedores: el fuego y los vuelcos a causa del viento. El nuevo modelo está construido con materiales ignífugos y sus formas ergonómicas, que permiten la circulación del viento de manera fluida, y su peso le confieren una mayor estabilidad.

Garbiker distribuirá de forma progresiva los 4.290 nuevos contenedores en las diferentes rutas de recogida establecidas en todo el territorio a partir de esta semana y a lo largo 2020.

Camiones de GNC

En cuanto a los camiones asignados a este servicio, su renovación se ha visto condicionada en gran medida por la voluntad de que tuvieran un comportamiento más respetuoso medioambientalmente y, al mismo tiempo, por la aplicación de mejoras en el propio servicio. En ese sentido, y con el objetivo de reducir el uso de combustibles sólidos y las emisiones de gases nocivos para el medio ambiente, se ha optado por la adquisición de 7 vehículos con combustible GNC (gas natural comprimido) y 6 camiones dualizados (gasóleo y GNC), y por la adaptación de otros tres camiones de los que ya prestaban servicio para que puedan funcionar de forma dual, con gasóleo y con GNC.

Los beneficios medioambientales de esta sustitución, en la que se han invertido 3,5 millones de euros, son evidentes: los vehículos con GNC suponen una reducción del 77% de óxidos de nitrógeno (NOx), un 70% menos de partículas metálicas y un 10% menos de emisiones de CO2 y, los vehículos dualizados emiten un 26% menos de NOx, un 24% menos de partículas metálicas y un 5% de CO2.

Las ventajas operativas de la nueva flota son principalmente dos. Por un lado, que está dotada de un sistema mono-operador de recogida automatizado que permite reducir los tiempos de carga y descarga y mejorar las condiciones de trabajo de las personas que lo manejan, evitándoles en gran medida que tengan que subir y bajar del vehículo.

Por otra parte, los camiones cuentan con un sistema de recogida de datos y pesaje automático que va a hacer posible disponer de mayor cantidad y calidad de datos, lo que a su vez, permitirá realizar un análisis más exhaustivo del servicio del que pueden surgir nuevas acciones a incluir en los procesos de mejora continua que aplica Garbiker.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *